Las mejores y peores estrategias de link building

Las estrategias de link building son de las más eficaces que existen si lo que se busca es una mejora en el posicionamiento SEO de una web y ganar visibilidad en los resultados de búsqueda. Es cierto que este tipo de estrategias requieren de tiempo y esfuerzo, pero  también lo es que si lo hacemos, los resultados son increíbles.

Las mejores y peores estrategias de link building

El link builiding consiste básicamente en conseguir enlaces ubicados en otras webs que apunten hacia nuestra página. Lo que, por un lado, hace que Google nos premie con mejores posiciones, y por otro lado nos ayuda a atraer tráfico hacia nuestro sitio desde esas páginas. Eso sí, como ahora veremos, a la hora de llevar a cabo técnicas de este tipo, siempre prima más la calidad que la cantidad.

Hace algunos años, el link building se basaba principalmente en conseguir cuantos más enlaces mejor, pero actualmente las reglas del juego son muy diferentes. Lo que significa no solamente que si implementamos técnicas anticuadas no conseguiremos resultados, sino que además terminaremos siendo penalizados por ello, afectando gravemente a nuestro posicionamiento web. En SEO no existen los atajos y si te desvías del camino que marcan los motores de búsqueda, no te queda duda de que terminarás arrepintiéndote. Recuerda que salir de una penalización de Google no resulta nada fácil.

Por eso, hoy te traemos una guía de las mejores y peores prácticas de link building para que tengas en cuenta qué es lo que mejor funciona y qué es lo que nunca deberías hacer si no quieres arruinar por completo el posicionamiento SEO de tu web. En cualquier caso, recuerda que los excesos siempre son malos  y que, aunque puede que ahora no lo sean en ciertas cuestiones, puede que si lo sean en un tiempo. Con lo cual, es muy importante evitarlos y que la naturalidad y la calidad siempre deben primar por encima de la cantidad.

Las mejores prácticas de link building

1. Link Baiting

El link baiting es, sin duda, una de las estrategias más eficaces para conseguir multitud de enlaces de manera natural. Y es que, en este caso, no somos nosotros mismos los que creamos los enlaces, sino los lectores de nuestros artículos. Tener un blog es altamente recomendable, ya que aumenta en un 97% los enlaces entrantes y un 55% el tráfico de su web. Además, la publicación habitual de nuevos contenidos ayuda a mejorar considerablemente el posicionamiento SEO.

Si trabajas en él y consigues crear contenido de calidad que resulte útil e interesante para tus lectores, querrán compartirlo en sus redes sociales y páginas webs, por lo que obtendremos muchos enlaces gratis en poco tiempo.

Eso sí, no se trata de una labor sencilla y hay que tener buenos conocimientos en marketing de contenidos y Social Media para que nuestros contenidos sean compartidos. No obstante, el esfuerzo vale la pena, ya que si conseguimos que un artículo se haga viral, podremos obtener una gran cantidad de enlaces en sitios distintos.

2. Directorios de artículos

Los directorios de artículos son plataformas que permiten que todo el mundo pueda publicar sobre determinados temas. Por lo general, deben pasar por un proceso de moderación para ser aprobados y, obviamente, no se obtiene ninguna remuneración por ello. La ventaja es que podremos incluir enlaces de manera natural dentro de un texto relacionado. Eso sí, crear tantos artículos requiere de mucho tiempo y esfuerzo. Con lo cual, puede que te compense contratar los servicios de un redactor SEO que se ocupe de ello.

3. Intercambio de enlaces

Probablemente se trate de una de las técnicas de link building más usadas por blogueros de todo el mundo. La mayor ventaja de esta práctica es que, gracias a ella, podemos obtener enlaces de calidad. Si decides apostar por esta técnica, recuerda que los encales siempre deben aparecer de forma natural dentro de un contenido. Con lo cual, lo más habitual es llegar a un acuerdo con otro blog para que ambos se enlacen mutuamente.

Lo que debes tener en cuenta es que ambas páginas sean de temáticas relacionadas. No sería lógico que una página de maquillaje enlace, por ejemplo, a un taller mecánico en uno de sus artículos. Pero no quedaría raro que enlazara a una peluquería o a un centro de depilación. En cualquier caso, es importante no abusar, ya que podrías terminar alertando a Google de que estás haciendo trampas.

4. Guest blogging

El guest blogging es una de las estrategias más populares. Consiste en buscar blogs que quieran publicar un contenido que ya hayas creado que incluya dentro un enlace natural hacia tu web. Ten en cuenta que este tipo de estrategias suelen requerir de una remuneración por parte de la empresa interesada. Es lo que se conoce como “post patrocinado”.

En cualquier caso, gratis o de pago, lo ideal es que se trate de un blog que cuente con una buena cantidad de tráfico para que los lectores quieran además compartirlo en sus redes sociales. Por supuesto, debe tratarse de un blog que también esté bien posicionado, ya que esto significará que Google lo ve con buenos ojos. Y, recuerda que, al igual que ocurre con el intercambio de enlaces, es fundamental que se trate de un blog de temática relacionada y que el contenido que proporciones también lo sea.

 

Las peores prácticas de link building 

 

1. Directorios web

Aunque hace unos años los directorios web se convirtieron en un auténtico Rey Midas, lo cierto es que en la actualidad han quedado obsoletos. La cuestión es hacerlo siempre sin abusar. Desde el año 2013, Google ya no tiene en cuenta los enlaces que se incluyen dentro de directorios, por lo que esta técnica dejó de ser eficaz.

Durante varios años los directorios se llenaran de miles de enlaces de escasa calidad con el único objetivo de mejorar el posicionamiento SEO. Una estrategia que incluso llegó a automatizarse a través de programas informáticos capaces de rellenar los formularios para ahorrar tiempo y dinero.

La idea era conseguir más enlaces que la competencia para estar por encima en los resultados de búsqueda. Es así como surgieron las conocidas como “granjas de enlaces”, que llegaron a representar el 95% de todos los directorios. Solamente el 5% eran directorios de calidad que no daban acceso a la ligera a todo el mundo. Directorios que Google ve ahora con muy malos ojos, por lo que el simple hecho de estar en ellos afectará negativamente a nuestro posicionamiento.

Esto no quiere decir que no podamos usarlos para atraer tráfico de aquellos usuarios que los utilicen. Lo que es fundamental es asegurarse de que son directorios fiables que cuenten con autoridad y que, a ser posible, estén relacionados con la temática de nuestra web.

2. Comentarios masivos

Es cierto que incluir comentarios en otros blogs y páginas de Internet junto con nuestro enlace puede ayudarnos a mejorar posiciones, pero lo cierto es que requiere de demasiado esfuerzo para los resultados que se consiguen. No obstante, puede hacerse de manera natural como forma de atraer tráfico. Lo importante es que no sean comentarios vacíos, sino que aporten valor a los usuarios del sitio.

Si se trata de mera publicidad, lo más probable es que el administrador de la web termine eliminando el comentario. Y, en el caso de que no se elimine, debes tener en cuenta que muchas páginas marcan este tipo de enlaces como “nofollow”, lo que quiere decir que su autoridad no tendrá efectos positivos sobre tus enlaces.

3. Exceso de “link profile”

Hace unos años no pasaba nada si todos nuestros enlaces llevaban el mismo “anchor text” (palabras donde se ancla el link), incluso aunque fueran miles de ellos. No resulta natural que todos los enlaces externos que apuntan a nuestra web tengan las mismas palabras. Google entiende que si el sitio es de calidad, las URLs y “anchor text” serán distintos. Con lo cual, si todos los enlaces presentan el mismo texto ancla, la manipulación resulta evidente, por lo que corremos el riesgo de ser penalizados.

4. Comprar enlaces

La compra de enlaces es una de las peores ideas que puedes tener en cuanto a estrategias de link building. Se trata de una técnica muy peligrosa, ya que es duramente penalizada por Google en cuanto se localiza. Aunque todavía existen muchos webmasters que la aplican y que la recomiendan, debes tener mucho cuidado. Es cierto que puedes comprar enlaces, pero asegurándote primero de que la empresa es fiable y de que los métodos que utiliza a la hora de crear nuevos enlaces no te perjudicarán. Lo cual no resulta nada sencillo.

Después de saber cuáles son las mejores y peores prácticas de link building, te habrás dado cuenta de que lo que Google persigue en todo momento es que la creación de enlaces sea natural. Es evidente que Google no está interesado en que tú mismo te dediques a promocionar tu web. Lo que quieres es que sean los propios usuarios los que lo hagan porque el contenido realmente es de calidad.

Con lo cual, queda claro que implementar estrategias de link building de manera eficaz no es nada sencillo y que puede llegar a ser un proceso largo y bastante tedioso. Por eso, en Solicom te ofrecemos la posibilidad de contratar este servicio con nosotros. Contamos con un gran equipo de profesionales expertos en este tipo de técnicas que planificarán la estrategia de construcción de enlaces que mejor se ajuste a tus necesidades, de manera que consigas escalar posiciones en Google y evites penalizaciones de Google. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para solicitar más información.

¿QUÉ RESULTADOS BUSCA CONSEGUIR?

Rellene el siguiente formulario, y pronto estudiaremos la mejor estrategia digital para su negocio.