+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

El estilo de vida saludable se encuentra en constante evolución. Por eso, además de surgir nuevas disciplinas que se adaptan a las necesidades de los amantes al deportes, como el music flow yoga o el crosspilates, los gimnasios también están experimentando un cambio de 180 grados.

Atrás quedaron aquellas salas habitadas únicamente por cintas de correr, bicicletas estáticas y alguna que otra mancuerna. En los últimos años, los centros deportivos han flexibilizado sus horarios y han mejorado sus instalaciones para ofrecer a sus clientes una experiencia que vaya más allá del simple hecho de ponerse en forma.

Pero además, han ido apareciendo nuevos modelos de gimnasio pensados para auténticos fanáticos del fitness que buscan un plus de tranquilidad y que no están dispuestos a esperar para poder usar las máquinas o para asistir a las clases colectivas. Estamos hablando de los gimnasios boutique, una tendencia que surgió en Nueva York y que se ha ido extendiendo por todo el mundo.

Los gym boutique son centros de no más de 300 metros cuadrados que se centran en una o dos actividades como máximo y que ofrecen un trato individual y exclusivo a sus socios. Pero además suelen ofrecer otros servicios adicionales para dar un valor añadido al gimnasio. Los clientes de los gimnasios boutique son conscientes de que no basta con practicar deporte, por lo que valoran mucho servicios extra como el asesoramiento dietético, los masajes o la fisioterapia como complemento a su entrenamiento en el gimnasio.

Pero además, hay que tener en cuenta que, por norma general, las personas que acuden a entrenar a los gimnasios boutique suelen disfrutar de un mayor poder adquisitivo que, por ejemplo, los que acuden a los gimnasios low cost. De hecho, prefieren pagar más por cada clase por el hecho de disfrutar de ciertos privilegios y de un entrenamiento más personalizado que les permita alcanzar sus objetivos gracias a un seguimiento por parte de los instructores.

Esto hace que también se puedan permitir ciertos servicios que pueden abonar aparte y que valoran mucho, tanto por el halo de exclusividad que desprenden como por la comodidad de tenerlos dentro del propio centro y poder hacer uso de ellos cuando van a entrenar. Gracias a ello, podemos obtener mayores ingresos para nuestro centro y, al mismo tiempo, aumentar el sentido de pertenencia y compromiso con el mismo. A fin de cuentas, la fidelidad es lo que hará que nuestro gimnasio sea rentable.

Por eso, si estás pensando en montar un gimnasio boutique, ampliar los servicios de tu centro o convertir tu gimnasio tradicional en un gym boutique, a continuación te traemos algunas ideas de los mejores servicios extra que puedes incluir para ofrecer a tus socios una experiencia mucho más exclusiva que les haga sentir especiales.

  1. Entrenamiento personalizado

Uno de los principales fuertes de los gimnasios boutique es que ofrecen clases colectivas en grupos reducidos de no más de 15 personas, lo que permite al monitor estar pendiente de cada uno de los alumnos y corregir los movimientos para lograr mejores resultados y evitar lesiones. Las sesiones se adaptan al nivel y a la capacidad de los clientes para que puedan conseguir sus objetivos de una manera más rápida y sencilla. De esta forma, los socios pueden disfrutar de un entrenamiento más personalizado que en los gimnasios tradicionales pero sin tener que pagar un alto precio por ello.

No obstante, hay quienes buscan un entrenamiento todavía más personalizado. Para estos casos, podemos ofrecer un servicio adicional de entrenamiento personal, con sesiones individuales que el cliente abone aparte.

  1. Servicio de nutrición y dietética

Cada persona que acude al gimnasio es diferente y llega con objetivos distintos. Unos quieren perder peso, otros ganar masa muscular, otros mejorar su fuerza y resistencia y otros, simplemente, ponerse en forma. Adaptar la alimentación a las exigencias físicas que se presentan en las distintas disciplinas deportivas es fundamental para conseguir los resultados deseados de manera saludable.

Pero además, en cada etapa de la vida, ya sea en edad infantil, adolescencia, embarazos o tercera edad, pueden presentarse situaciones diferentes que requieran de una alimentación específica según las necesidades de cada persona.

Los servicios de nutrición y dietética son una magnífica opción para que tus clientes disfruten de un asesoramiento personalizado de su alimentación diaria acorde con sus gustos y con los objetivos que desean conseguir. Además, podrán realizarse un estudio antropométrico, donde se medirán pliegues y perímetros corporales, para determinar la composición corporal.

  1. Fisioterapeuta deportivo

Tradicionalmente, los fisioterapeutas han sido un servicio externo de los gimnasios. Pero en los últimos años cada vez es más frecuente encontrar este tipo de servicios dentro de los centros deportivos. Un profesional cuyo trabajo es de vital importancia para tratar lesiones y para asesorar a los deportistas sobre la correcta ejecución de los distintos movimientos y ejercicios. Pero además, su trabajo es crucial para aumentar la flexibilidad de los músculos y relajarlos.

Muchas lesiones se producen por una mala postura repetida continuamente en el tiempo. Corregir y explicar los errores antes de que se produzcan es la mejor forma de prevención. Conocer las lesiones más frecuentes, asociadas con determinados ejercicios, es de vital importancia para poder anticiparse a ellas. Una valoración previa del estado físico del deportistas puede ahorrar muchos problemas en el futuro.

Pero además, el fisioterapeuta deportivo es una figura esencial para la recuperación de las lesiones que se hayan producido y trabajar con el músculo dañado para que la persona pueda volver a la normalidad lo antes posible sin arrastrar ninguna secuela. Hay que tener en cuenta que la readaptación a la vida deportiva normal es un proceso delicado que muchas veces se descuida. En este sentido, el fisioterapeuta deportivo es clave a la hora de diseñar un programa que no sobreesfuerce la resistencia del músculo dañado e ir paso a paso.

  1. Masajes

Más allá de los masajes fisioterapéuticos, los masajes son un buen servicio para incluir en tu gimnasio boutique. Ideales para ofrecer a tus socios una experiencia de relajación y bienestar general, y cuidar tanto el cuerpo como la mente. De esta forma, puedes convertir en tu centro deportivo en un espacio pensado también para el relax.

El masaje es una combinación de distintos estímulos físicos sobre diferentes partes del cuerpo y que puede tener diversos fines, ya sean terapéuticos, estéticos, relajantes, deportivos, preventivos, etc. Sus beneficios son múltiples, como proporcionar relajación, activar la circulación, favorecer el sueño, eliminar las toxinas, mejorar el tono y la flexibilidad muscular y aliviar o eliminar dolencias concretas.

En la actualidad, hay muchos tipos de masajes, como el balinés, el geotermal, el cupping, el drenaje linfático, el ayurveda, el circulatorio, el prenatal, el postnatal, el sueco, el tailandés, el tradicional chino, el quiromasaje o el shiatsu.

  1. Valoración médica y clínica

Los clientes de los gimnasios boutique suelen estar mucho más concienciados con la salud, por lo que también valoran mucho que en su centro deportivo se ofrezca un servicio de valoración clínica y médica. La idea es que puedan hacerse un análisis personalizado para que los profesionales puedan realizar una prescripción del ejercicio más adecuado en su caso. Además, podrán asesorarse y resolver todas sus dudas con respecto al entrenamiento que realizan, especialmente si padecen alguna lesión o patología que pueda afectar a su salud.

Hay que tener en cuenta que algunas personas que acuden al gimnasio lo hacen para realizar ejercicios de rehabilitación o para mejorar algún aspecto de su cuerpo que les está causando problemas en su vida diaria. Por eso, contar con un médico que cubra este tipo de necesidades sumará un buen plus a tu centro deportivo.

  1. Tienda de suplementos deportivos

La compra de suplementos se ha convertido en una práctica común y constante entre las personas que acuden a entrenar a los gimnasios. Productos que ofrecen una alta rentabilidad, por lo que es una opción muy interesante para incluir en tu gimnasio boutique. Aunque en muchas ciudades es posible encontrar tiendas de este tipo, lo cierto es que la comodidad de tenerlo en el mismo centro al que acude a entrenar supone una gran comodidad y un importante ahorro de tiempo.

Eso sí, es importante que antes de lanzarte a ello, te informes sobre todos los requisitos legales necesarios para ello y que realices un estudio de las necesidades y objetivos de los clientes que acuden a tu gimnasio. Averigua qué es lo que más buscan tus socios y empieza adquiriendo solamente aquellos más demandados y ve ampliando la variedad de manera progresiva con aquellos que sean menos populares pero que sean importantes para algunos de tus clientes.

  1. Servicios de estética y wellness

Muchas de las personas que acuden a entrenar a los gimnasios boutique piensan en la salud de manera integral, por lo que ofrecer servicios de estética y wellness también es una buena opción para ampliar la oferta de tu negocio. De hecho, muchos centros deportivos ya incluyen entre sus servicios los tratamientos de estética, belleza y bienestar más innovadores del mercado. De esta forma, tus clientes pueden asistir a sus clases de fitness habituales y salir con los últimos tratamientos estéticos aplicados sin cambiar de lugar.

Desde tratamientos para tonificar la piel y eliminar la celulitis a una puesta a punto de senos, glúteos o abdomen, pasando por la manicura y la pedicura, la eliminación de arrugas o los retoques faciales. Algunos centros incluso ofrecen servicios de peluquería donde sus clientes pueden teñirse, cortarse el pelo o hacerse tratamientos capilares de última generación.

Pero también podemos incluir sesiones de rayos UVA, la mejor alternativa para disfrutar de un bonito bronceado cuando el tiempo no acompaña o cuando no contamos con mucho tiempo libre para tomar el sol. Pudiendo, de esta forma, disfrutar de un bronceado integral y perfectamente uniforme. Eso sí, asegúrate de que las cabinas de rayos UVA son perfectamente seguras y que no entrañan ningún riesgo para tus socios.

  1. Servicio de guardería

La mayor parte de los padres y madres cuentan con poco tiempo para ir al gimnasio debido a sus obligaciones. De hecho, muchas veces ni siquiera pueden plantearse la opción de acudir a entrenar por no saber dónde dejar a sus hijos. Ofrecer un servicio de guardería en tu gimnasio boutique, ya sea gratuito o por un coste muy asequible, te ayudará a captar nuevos clientes, diferenciándote de otros centros deportivos que no ofrecen este tipo de comodidades. Con la ventaja de que los clientes no necesitarán perder tiempo en desplazamientos, ya que podrán disfrutar de ello en el mismo edificio. Pudiendo dejarlos al llegar y recogerlos cuando hayas terminado de entrenar, y sabiendo que sus hijos estarán bien atendidos en todo momento.