+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

En las grandes cadenas de fitness del mundo, normalmente, nos encontramos con clases dirigidas con grupos muy amplios de entre 15 y 30 personas. Clases que, por lo general, suelen ser globales y en las que los ejercicios vienen ya pre-diseñados y es el usuario el que debe adaptarse a ellos.

Nadie se preocupa de si sufres alguna lesión o alguna patología, o si tienes alguna necesidad especial. Ni siquiera de si se está haciendo bien o no el ejercicio o de si esa actividad va acorde con tus objetivos físicos y de salud. Pero hay que tener en cuenta que el mismo plan no vale para todos por igual. La clave está en la individualización.

El Small Group Training (SGT) es una modalidad de entrenamiento que se basa en clases en grupos reducidos de personas que busca los mismos objetivos. Siempre bajo la supervisión de un entrenador personal que se encarga de enseñar, guiar y motivar a las personas a través de clases diseñadas especialmente para ellas. Siendo actualmente una de las principales tendencias del mundo del fitness.

Entrenar con un entrenador personal de forma individual puede aportar muchos beneficios, principalmente el de lograr los objetivos marcados más rápidamente, pero lo cierto es que no todo el mundo puede permitirse pagar este tipo de sesiones que no suelen ser precisamente baratas.

El SGT permite disfrutar de un servicio de entrenamiento en grupo reducido de personas dirigido por un técnico profesional. Por esta razón, cada vez más personas buscan centros deportivos que les permitan entrenar de esta manera, como son los gimnasios boutique, que siguiendo su filosofía de impartir un servicio de calidad con un seguimiento personalizado que ayude a conseguir los objetivos de cada cliente, ofrecen este tipo de clases.

Ventajas del entrenamiento SGT

Las ventajas que ofrece el entrenamiento en grupos reducidos son múltiples, abarcando desde factores físicos a sociales, pasando por factores emocionales. Normalmente nos acostumbramos a seguir nuestras propias rutinas físicas de forma individual sin llegar a cumplirlas de manera satisfactoria en muchos casos. Sin embargo, el SGT aporta un extra de motivación y competitivas, ya que estimula la consecución de nuestros objetivos, compartiéndolos con el resto de compañeros.

Por este motivo, no es extraño que los entrenamientos en grupos reducidos se hayan convertido, en los últimos años, en una de las tendencias más populares del sector del fitnnes, donde se establece una programación personalizada para cada miembro dependiendo de sus objetivos individuales y de su condición física. Contar con un entrenador personal que se adapte a nuestros objetivos y que, al mismo tiempo, nos permita entrenar con otras personas hace que muchos de los socios de los gimnasios se decanten por este tipo de entrenamientos.

  • Precio: el coste de este tipo de sesiones de entrenamiento dirigido siempre es menor que el de un entrenador personal. Con lo cual, el cliente puede disfrutar de un seguimiento mucho más individualizado que en un grupo grande, pero sin tener que gastar una gran suma en sesiones completamente individuales con un entrenador personal.

 

  • Clases limitadas: cada grupo de trabajo cuenta, normalmente, con un máximo de 10 o 12 personas, lo que permite que el entrenador personal pueda dedicar el tiempo suficiente a cada persona, comprobar si está realizando bien los ejercicios, realizar correcciones si es necesario y llevar un control de la evolución a lo largo del tiempo.

 

  • Variedad: cada sesión de SGT es distinta a la anterior. Y es que este tipo de clases son personalizadas por el instructor en función de los objetivos de las personas que asisten. Además, uno de los pilares básicos de los gym boutique es precisamente la constante innovación. En este tipo de centros, generalmente, no se ofertan más de uno o dos tipos de ejercicios, por lo que los monitores están más especializados y enfocados en las clases que imparten.

 

  • Entrenamientos concretos: actualmente, existen diferentes categorías de SGT y cada una de ellas puede adaptarse a los objetivos de cada persona. Además, dentro de cada categoría, pueden encontrase distintas funciones en base a la forma física y al nivel de cada uno. De modo que alcanzar los objetivos marcados resulta mucho más sencillo y más rápido.

 

  • Compartir experiencias: entrenar con otras personas que persiguen unos objetivos parecidos añade un plus de diversión y motivación a la clase, lo que resulta esencial para superar los retos de una manera más eficaz. Mayor motivación, sentimiento de pertenencia a un grupo y reducción de tasa de abandono.

 

¿Cómo crear espacios para SGT?

El espacio con el que cuentes en tu gimnasios no tiene que por qué ser un inconveniente para crear espacios óptimos para la realización se sesiones de entrenamiento en grupos reducidos. De hecho, hay que tener en cuenta que los gimnasios boutique suelen contar con unas instalaciones mucho más pequeñas que los centros deportivos convencionales.

SGT en gimnasios grandes

En gimnasios que cuentan con amplios espacios en los que es posible instalar máquinas de grandes dimensiones orientadas a varios niveles y variedades de ejercicios, el equipo ideal incluye tanto opciones de cardio como máquinas de series de fuerza. En función de nuestros clientes y de sus necesidades, podremos crear circuitos personalizados, ofreciendo a los usuarios una experiencia divertida y potente .

Máquinas de cardio

En una sesión de entrenamiento en grupos reducidos, el primer paso es el calentamiento, básico para ir poniendo a tono los músculos y evitar lesiones. Las máquinas de cardio que no pueden faltar en tu centro son la cinta de correr y la Row GX Trainer. Esta última muy recomendable para centros que quieren añadir una opción cardio integral en sus entrenamientos grupales, muy versátil para crear espacios de entrenamiento dinámicos con intervalos de alta intensidad.

Máquinas de fuerza para entrenamientos grupales en grandes espacios

Después de unos minutos de calentamiento, en los entrenamientos SGT se trabaja la musculación y la fuerza o tonificación. Es la parte más importante de un circuito de alto rendimiento, donde la estructura del equipo forma parte de los espacios abiertos.

Por ejemplo, el puente nos permite crear una zona de entrenamiento de peso corporal y suspensión. Las estructuras de soporte HD Elite adaptan el espacio abierto y los convierten en un sitio óptimo lleno de motivación gracias a la personalización configurable prácticamente ilimitado. Y los accesorios de Studio Collection Life Fitness permite crear espacios de entrenamiento en grupo bien organizados y funcionales.

 

SGT en gimnasios pequeños

Los entrenamientos en grupo dentro de espacios cerrados pueden ser igual o incluso más intensos que los que se llevan a cabo en espacios amplios, por lo que no es necesario contar con grandes instalaciones para ponerlo en marcha en nuestro centro. La clave está en saber sacar el mayor partido a cada metro cuadrado y ofrecer los circuitos y ejercicios óptimos a nuestros clientes.

Máquinas de cardio

La mejor opción para practicar ejercicios de cardio en un gimnasio pequeño bajo la modalidad SGT es una máquina de remo que puede moverse fácilmente a donde necesites en cada momento o guardarla en vertical para que no ocupe mucho espacio cuando no la estemos usando.

Máquinas de fuerza

Lo más recomendable es elegir equipos y soportes que dispongas de sistemas compactos para que podamos aprovechar el espacio en vertical situándolos a lo largo de la pared. Y, del mismo modo que en los gimnasios grandes, los accesorios de Studio Collection también son una magnífica opción por sus increíbles ventajas de organización y accesibilidad. Perfectas para que aquellos centros con poco espacio disponible puedan crear zonas de entrenamiento en grupos reducidos funcionales y bien acondicionadas. Por ejemplo, un trabajo de fuerza con pesas en barra es lo mejor para ofrecer a nuestros clientes una experiencias positiva de entrenamiento en grupos reducidos.

 

Claves para crear una zona de entrenamiento SGT exitosa

La única limitación para crear una zona de entrenamiento en grupo única y diferente es la propia imaginación. En función del espacio con el que contemos, podemos necesitar uno o varios elementos con distintas configuraciones.

  1. Atender al grupo y a cada persona de forma individual

Una de las mayores ventajas del entrenamiento en grupos reducidos es la flexibilidad. Puedes proponer distintas máquinas o ejercicios para que cada uno haga el que más le guste. Pero además, el SGT favorece la interacción y la competitividad sana entre los integrantes del grupo, algo que aprecian mucho las personas que se decantan por este tipo de entrenamiento.

  1. Combina los espacios y las personas de manera inteligente

Aunque el espacio con el que contemos es muy importante, también lo son las personas. Lo ideal es crear un grupo con objetivos y niveles parecidos para fomentar la motivación. Un punto fuerte que además hace que los clientes se sientan más conectados y unidos al centro y les sea más difícil abandonar. Aquellas personas a las que les falta constancia y voluntad para hacer ejercicio, pueden encontrar la motivación gracias a la influencia colectiva. De hecho, diversos estudios han demostrado que una persona aumenta considerablemente su capacidad en presencia de otras.

  1. Entrenar donde quieras

Otra de las grande ventajas de los entrenamientos en grupo reducido es la movilidad. Dependiendo de la parte del cuerpo que se quieran entrenar en cada momento, puedes llevarte al grupo a una zona bien equipada o a una zona vacía en la que no haya máquinas. Los gimnasios más grandes cuentan incluso con zonas concretas para el entrenamiento SGT.

  1. Entender que es beneficioso para todos

Para centros deportivos y socios, el entrenamiento en grupos reducidos es una modalidad en la que todos salen ganando. Por un lado, los clientes pagan menos que por las sesiones individuales con un entrenador personal. De hecho, muchos de ellos ni siquiera se plantearían la opción de contratar un entrenador personal en un formato individual. Por eso, es muy importante tener esto en cuenta y potenciarlo.