+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

Sin lugar a dudas, la franquicia es uno de los modelos de negocio más populares y con mayor difusión en todo el mundo en los últimos años. La gran cantidad de ventajas que ofrecen las empresas basadas en este esquema comercial han despertado el interés de los inversores de manera considerable. Lo cual tiene mucho que ver con la reducción de riesgos, el rápido crecimiento y la posibilidad de acceso a economías de escala.

gimnasio boutique con franquicia

No obstante, hay que dejar claro que la franquicia no es una fórmula milagrosa que garantice el éxito de un nuevo negocio. Al igual que cualquier empresa que esté dando sus primeros pasos requiere de esfuerzo, implica una serie de compromisos y obligaciones y, aunque en menor medida que en otros casos, siempre conlleva ciertos riesgos.

Además, en algunas ocasiones pueden surgir ciertas desavenencias entre el franquiciador y la empresa franquiciada en cuando a los métodos y procedimientos que deben aplicarse, tanto en lo que respecta  al propio trabajo en sí como a la gestión administrativa del negocio.

Por este motivo, si te estás planteando montar un gimnasio boutique con una franquicia, es importante que reflexiones y valores tu propio perfil como posible franquiciado y tu afinidad e interés por la actividad que vas a desarrollar. Además, es importante que lleves a cabo un exhaustivo proceso de selección e investigación, analizando todos los conceptos que están implicados en tu negocio y evaluando con detalle las cuestiones legales, económicas, de asesoramiento y soporte que ofrece cada tipo de franquicia. Y tampoco está de más que intentes hablar con otros franquiciados y visites sus centros deportivos.

Ventajas de montar un gimnasio boutique bajo el modelo de franquicia

La franquicia permite entrar a formar parte desde el inicio de un modelo de negocio que ya ha sido probado previamente y que ha demostrado ser rentable, lo que permite reducir notablemente los riesgos de montar una empresa en solitario. Con la ventaja de que además, podemos beneficiarnos de los conocimientos y de la experiencia del franquiciador, y disfrutar de asistencia técnica y formación continua, de campañas de marketing y publicidad a cargo del franquiciador y, en algunos casos, de asistencia económica e información sobre posibles vías de financiación.

Ser propietario de un negocio con «fórmula de éxito» y resultados demostrables

Una de las mejores formas de disminuir el índice de riesgos al montar un nuevo negocio, tanto por los riesgos que implica lanzar una nueva marca como por los errores que podemos cometer a la hora de planificar un modelo de funcionamiento propio cuando no contamos con mucha experiencia en cuestiones administrativas o del propio sector.

Formar parte de una marca de prestigio en el mercado

Ser miembro de una franquicia de éxito nos convertirá automáticamente en miembros de una marca reconocida en el mercado que los consumidores identifican con mayor facilidad. Una marca que además cuenta con unos procedimientos de publicidad y marketing centralizados, campañas unificadas y simultáneas, con mayor impacto por contar con una gran cantidad de puntos de venta.

Abastecimiento más económico

Por regla general, las franquicias suelen ofrecer precios más económicos a la hora de adquirir los materiales, equipamientos y otros accesorios necesarios para montar un centro deportivo, ya que al comprar o alquilar un gran volumen de productos para sus franquiciados, obtienen mejores precios. Esto quiere decir que podrás beneficiarte de un ahorro muy significativo, mayor que si tuvieras que buscar a los proveedores por tu cuenta.

Zona operativa «exclusiva»

Tu gimnasio boutique operará en una zona en la que no podrá instalarse ningún otro centro de la misma marca. Además, antes de elegir la ubicación final, podrás beneficiarte de un estudio de la zona para conocer el potencial y las expectativas en cuanto a clientes de su servicio o productos.

Constante estudio de mercado

Las empresas franquiciadoras están constantemente realizando estudios de mercado para estar al tanto de las variaciones y cambios en el consumo, con el objetivo de adaptar el modelo de negocio a las necesidades y preferencias de los potenciales clientes en cada momento y lanzar nuevos productos. Estudios que normalmente no están al alcance de un pequeño gimnasio boutique independiente. Con lo cual, podrás beneficiarte de sus labores de investigación y desarrollo sin necesidad de tener que hacer nada más.

publicidad fisioterapia madrid

Desventajas de montar un gym boutique bajo el sistema de franquicia

Como decíamos al inicio de este artículo, aunque el sistema de franquicia brinda numerosas ventajas a la hora de poner en marcha un gimnasio boutique, lo cierto es que no todo es siempre positivo.

Por eso, es importante que, antes de lanzarte a la piscina, también tengas en cuenta cuáles son los contras de este tipo de modelo comercial, para que puedas tomar una decisión con todas las cartas sobre la mesa. Puede que en tu caso, te convenga más montar un gym boutique independiente sin tener que realizar una inversión tan grande y tener que afrontar pagos en forma de diversos cánones.

No podemos tomar decisiones importantes

Una de las principales desventajas de abrir un gimnasio boutique bajo el sistema de franquicia es que las decisiones importantes sobre nuestro negocio las toma el franquiciador. Esto significa que, como franquiciados, nuestro margen de actuación con respecto a nuestro centro es muy reducido. No se nos permitirá salirnos de las normas y líneas marcadas por la franquicia aunque no nos parezcan adecuadas.

Pago de derechos de entrada y royalties

Generalmente, cuando un nuevo miembro entra a formar parte de una franquicia de gimnasios debe abonar una cantidad determinada para abrir su centro. Además, posteriormente se deben afrontar pagos periódicos por los derechos de uso de la marca y por estrategias de publicidad y marketing que desarrollar la empresa franquiciadora. Con lo cual, incluso antes de tener clientes, ya estarás obligado a desembolsar cuantiosas cantidades.

Vinculación al éxito o al fracaso del franquiciador

Otro de los contras que pueden echarnos para atrás a la hora de decidirnos a formar parte de una franquicia es el hecho de que nuestro éxito o nuestro fracaso no dependa solo de nosotros mismos, sino del franquiciador. Las decisiones que se toman desde arriba pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de todos sus franquiciados.

Pactos de exclusividad

Los pactos de exclusividad en una franquicia son uno de los mayores inconvenientes que plantea este modelo de negocio. Y es que al franquiciado no se le permite diversificar el negocio. En un gimnasio boutique, esto quiere decir que no podremos incluir nuevas actividades aunque creamos que existen potenciales clientes interesados en ellas ni comercializar otros productos que no ofrezca la marca.

 

¿Cuánto cuesta una franquicia de gym boutique?

El hecho de formar parte de una franquicia ya establecida implica ciertos gastos, que son el canon de entrada, el canon de mantenimiento y el canon de publicidad.

  • El canon de entrada es el importe que el franquiciado abona únicamente cuando monta el negocio. Por lo general, cuando se incorpora a una cadena de franquicia. Una cantidad que se paga en concepto de derechos de marca, proceso de formación inicial e instrucción de los métodos del sistema, y compensación parcial de las inversiones se realizan para poner en marcha el negocio.

 

  • El canon de mantenimiento, también conocido como «royalty» son las cantidades que el franquiciado debe satisfacer a la empresa franquiciadora de forma periódica para disfrutar de su asesoramiento y su soporte en todo momento. Normalmente, suele ser la fuente de ingresos principal del franquiciador.

 

  • El canon de publicidad son los pagos que los franquiciados realizan de forma habitual al franquiciador para generar un fondo que pueda usarse para realizar campañas de marketing que reviertan en beneficio de todos los miembros de la marca.

 

Estos tres gastos pueden variar mucho en función de la marca. Y es que no es lo mismo una franquicia que posee una posición consolidada en el mercado, una excelente imagen y que nos brinda una gran variedad de servicios que una que no solo nos ofrece un estudio de la zona y colgar su logo en la puerta. Obviamente, la primera nos exigirá una inversión mucho mayor. Eso sí, los riesgos también serán menores.

Los expertos  en franquicias aconsejan que de la inversión inicial que los emprendedores realicen, al menos entre el 30% y el 50% provenga de su propio capital. El resto puede solicitarse a las entidades bancarias que, normalmente, son menos reticentes a participar en una financiación de este tipo, ya que se trata de una franquicia con cierta trayectoria cuyo modelo de negocio ya ha demostrado ser viable a nivel económico.

En cambio, cuando se trata de pedir un préstamo para montar un gimnasio independiente cuyo modelo no se ha puesto en marcha, es habitual que se pidan ingresos de otras fuentes o avales complementarios.

Además, es muy recomendable que cuentes con un 20% más de capital sobre la inversión realizada para poder contar con un colchón que te permita mantener un posición más cómoda durante los primeros meses y afrontar las tensiones económicas de los inicios.

 

Conclusión final

En resumen, el modelo de franquicias es un esquema comercial excelente para aquellos emprendedores que no quieren montar un gimnasio boutique desde cero porque no cuentan con mucha experiencia, por lo que prefieren contar con un «paraguas» en cuanto a estrategias publicitarias y conocimientos de la actividad, y disfrutar de mejores precios de proveedores y de un sistema que ha probado que funciona.

A cambio, deberás cumplir con unas condiciones y acuerdos determinados. Con lo cual, es fundamental que escojas bien la marca de la que quieres formar parte, ya que en este tipo casos, los arrepentimientos pueden salirnos muy caros.

Evidentemente, la credibilidad de la marca es un punto muy a tener en cuenta. Debes analizar con todo detalle los planes de marketing que te presentan, las proyecciones numéricas de futuro y el análisis financiero del plan de negocio. Asegúrate de que los datos son realistas y que están basados en experiencias previas de otros negocios franquiciados. Ten en cuenta que el papel lo aguanta todo pero tu bolsillo no.