+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

Atraer clientes a un gimnasio, como ocurre en cualquier otro negocio, pasa por desarrollar estrategias de marketing que den a conocer nuestro centro y que convenzan a los consumidores de que somos la mejor opción para él dentro de las ofertas del mercado.

En este sentido, podemos ver cómo en los últimos años, la mayor parte de las grandes empresas han centrado sus campañas en transmitir las ventajas de sus productos y servicios, porque saben perfectamente que lo que el consumidor busca no son las propias características de lo que se ofrece, sino lo que puede aportarle. Y, lo más importante, se han centrado en las emociones y han creado un auténtico arte de seducción a través de ello para generar sentimientos en su público objetivo. Un arte basado en comunicar para emocionar y, de esta forma, conseguir vender. Y es que la mayoría de las marcas han empezado a ser conscientes del importante papel que juegan las relaciones afectivas con sus clientes para destacar por encima de sus competidores.

Según recientes investigaciones llevadas a cabo en el campo del neuromarketing, que han analizado cómo se comporta el cerebro humano durante el proceso de compra, es más fácil llamar la atención de los consumidores con imágenes y mensajes que emocionen que con argumentos racionales. Una estrategia que no solamente es muy eficaz para atraer a clientes a un gimnasio, sino también para otros sectores como la hostelería, el turismo, la gastronomía o la moda. Este es precisamente el motivo por el que se contratan tantos famosos para hacer publicidad, porque son capaces de despertar emociones que todos compartimos, recordándonos que podemos conseguir todo lo que nos propongamos por complicado que parezca.

Así pues, la conclusión que extraemos es que las campañas de marketing que planifiquemos para nuestro gimnasio deben despertar emociones en los consumidores, es decir, cómo podemos conectar con ellos a través de los sentimientos.

Aunque es cierto que el factor económico siempre está presente en cualquier decisión de compra, lo cierto es que no es un móvil, sino un restrictor. De hecho, muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos por el simple hecho de que el producto o servicio tenga una buena relación calidad-precio. Y a que a todos nos gusta comprar “a buen precio”, incluso aunque tengamos una buena posición económica. Y es que el hecho de hacer una buena compra nos hace sentir felices y nos da la sensación de que estamos ahorrando dinero.

Del mismo modo, lo que motiva a alguien a apuntarse a un gimnasio en concreto no es el precio, sino la cercanía con su domicilio o lugar de trabajo, las recomendaciones de sus conocidos y el ambiente. Por eso, las estrategias de marketing para gimnasios deben centrarse principalmente en resaltar aquellos beneficios que ofrece nuestro establecimiento y cómo puede ser una solución a medida para el cliente. Debes entender que, cuando promocionas tu gimnasio, no estás vendiendo el gimnasio en sí, sino la posibilidad de estar en forma, sano y feliz.

 

¿Cómo atraer clientes a tu gimnasio con marketing digital?

Estas estrategias de marketing son un conjunto de acciones que podemos y debemos llevar a cabo a través de diferentes medios y canales. Es la unión de nuestros esfuerzos en optimización web, posicionamiento SEO, redes sociales y otros canales de marketing tradicionales lo que nos ayudará a atraer clientes a nuestro gimnasio. Eso sí, antes de iniciar la planificación de nuestras estrategias, hay determinado factores que deben tenerse en cuenta, como la ubicación geográfica de nuestro centro, que además de servicios de salud y bienestar ofrecemos la mejora del aspecto físico y que el personal juega un papel clave en el proceso final de conversión. Veamos con detalle cuáles son los pasos que se deben seguir para ello.

1. Piensa en cuáles son los perfiles de cliente principal y secundario

Como ya sabrás, la ubicación de un gimnasio es un factor determinante a la hora de atraer a un tipo de cliente u otro. Pero también hay otros factores que debemos tener muy en cuenta, como es el caso de la edad. Es importante que, antes de ponerte de planificar una campaña, sepas perfectamente quién es tu público objetivo y averigües cuáles son todas las cualidades que tienen en común tus potenciales clientes.

Si tu gimnasio se ubica en un barrio de estudiantes, seguramente lo que más motive a tus clientes sea mejorar su aspecto físico más que el hecho de pensar en su salud. En el caso de que el barrio esté lleno de oficinas, los clientes potenciales son trabajadores que tendrán muy en cuenta los horarios y el hecho de que haya parking. Y además, su principal motivación seguramente sea la de liberar tensiones después del trabajo antes de volver a casa. Si tu gimnasio está en el centro de la ciudad, probablemente la gente que atraerás son del propio barrio. Clientes que valorarán mucho el hecho de no tener que coger el coche y que valoren la cercanía y el trato del personal. Y si tienes tu negocio en una zona en la que la edad de la gente es mayor, puede que lo que busquen sean programas relacionados con la mejora de la salud y que valoren mucho la empatía y el trato de los monitores.

Cuando tengas claro cuál es el público al que debes dirigir tus estrategias de marketing online, solamente tienes que determinar quiénes son tus clientes principales, aquellos que resultan más fáciles de atraer, y quiénes son los clientes secundarios, aquellos a los que te gustaría atraer poco a poco pero sin restar protagonismo a los clientes principales.

2. Decide qué estrategias implementarás para atraer a tus clientes

  • Optimización web: aquellas personas que visitan tu página web porque están buscando información para tomar una decisión, ya están interesado en el servicio, por lo que lo importante es captar su atención mediante imágenes reales de eventos del gimnasio, gente que ha mejora al hacer ejercicio o de las clases que se dan. Recuerda que la mayor parte de la gente hoy en día usa sus móviles para navegar por Internet, por lo que debe contar con un diseño responsive para que pueda verse perfectamente.
  • Elige bien las palabras clave: el posicionamiento SEO es fundamental para que tus potenciales clientes te encuentren en la red. Es importante que elijas bien cuáles son las palabras clave por las que quieres aparecer en Google. Por ejemplo, “gimnasio con zumba en Barcelona” o “gimnasio barato en el centro de Madrid”. Debes incluirlas en los contenidos de tu sitio siempre que puedas. No obstante, si acabas de abrir y necesitas atraer clientes rápidamente, será más efectivo hacer campañas de anuncios de pago por clic en Google Adwords mientras consigues alcanzar una buena posición en los resultados de búsqueda de manera natural.
  • Ofrece información interesante: las personas que están interesadas en apuntarse a un gimnasio, lo que quieren sabes son las tarifas, los horarios, las clases que se dan, la ubicación exacta…. Toda esta información debe estar incluida y ser fácilmente accesible dentro de tu página web. Además, es recomendable que crees un blog donde puedas publicar artículos interesantes sobre técnicas de ejercicio, nutrición deportiva o los beneficios de una determinada actividad. Ofrece la opción a tus lectores de suscribirse para que puedas enviarles los nuevos artículos que se vayan publicando.
  • Mantén una presencia activa en las redes sociales: publica noticias sobre eventos o sobre el día a día del gimnasio en Facebook o usa hashtags par aparecer en diferentes conversaciones sobre temas relacionados con el ejercicio.

 

3. Convertir

Una vez que el usuario ha entrado a tu web y ha estado navegando por ella, ofrécele páginas con alguna ventaja que le convenza de que eres la mejor opción. Puede ser un descuento o una sesión gratis de prueba. Si el potencial cliente deja sus datos de contacto para que puedas ponerte en contacto con él o lo hace directamente, significa que ya está predispuesto a adquirir el servicio, por lo que es el momento de pasar a la siguiente fase.

4. Cerrar

Por ejemplo, si un cliente ha ido a probar el gimnasio pero no se ha apuntado y han pasado varios días, mándale un email para volver a invitarlo y ofrécele alguna oferta especial para que desee hacerlo. En el caso de que el usuario termine matriculándose en nuestro centro, es importante que le preguntes qué es lo que finalmente hizo que quisiera hacerlo. Información realmente valiosa para planificar futuras estrategias de marketing y obtener un mayor retorno de la inversión.

5. Sorprende a tus clientes

Una vez que tengas clientes para mantener los costes de tu gimnasio, debes continuar con el proceso. De hecho, nunca debes confiarte, sino que debes seguir planificando nuevas estrategias para atraer clientes a tu gimnasio. Pero también para fidelizar a los que ya tienes. Recuerda que un cliente que recomienda su gimnasio a otros familiares y amigos es porque está contento con lo que recibe, porque considera que el centro le ofrece una buena relación calidad-precio. Para que tengan esta percepción, crea otros servicios que le sorprendan y que le han sentir orgullosos de esta en tu centro y no en otro. Cosas tan sencillas como realizarle una tabla de ejercicios que pueda tener en una aplicación móvil, poder reservar clases a través de la web o sesiones gratuitas de prueba con entrenadores personales son sólo algunas de las propuestas que puedes hacer y que darán valor añadido a tu gimnasio para fidelizar a tus clientes. Y es que el objetivo no es solamente conseguir que los consumidores te encuentren, sino también convertir a tus clientes en auténticos embajadores de tu gimnasio, ya que, de esta forma, obtendrás muchos más beneficios. Pero, gracias a los errores y aciertos que vayas teniendo, también podrás mejorar poco a poco tus estrategias de marketing digital, sabiendo qué es lo que debes evitar y qué potenciar para atraer nuevos clientes, y tener satisfechos a los clientes que son habituales del gimnasio.

 

1
Si necesitas captar socios para tu gimnasio boutique, envíanos un WhatsApp y cuéntanos sobre tu gym ...
Powered by