+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

Montar un Box de Crossfit es una magnífica oportunidad de trabajar en lo que te gusta y si lo hace bien, te permitirá obtener ingresos muy atractivos. La cuestión es que antes de tirarse de lleno a la piscina, es importante tener en cuenta algunos aspectos. No basta con elegir el nombre, encontrar un local adecuado y comprar el material necesario. Piensa que no solo estarás montando una nueva instalación, sino que realmente estarás construyendo un negocio, lo que posiblemente será una de las aventuras más emocionantes de tu vida.

Ser el orgulloso propietario y head coach de un espacio de entrenamiento de moda hoy en día queda muy bien en las redes sociales, pero esto no significa que vayas a obtener la rentabilidad necesaria para garantizar la supervivencia de tu negocio en el futuro. Tienes que ser un emprendedor inteligente y armarte de paciencia pues las cosas no llegarán tan rápido como siempre queremos. Debes contar con un plan a largo plazo que te sirva de guía para no desviarte del camino y plantear varias alternativas para cambiar las cosas si algo no funciona.

Montar un negocio de éxito no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana, sino que requiere de tiempo. Debes tomar decisiones inteligentes y bien reflexionadas, para lo cual se necesita mucha paciencia y empatía por las necesidades de tus potenciales clientes. Y es que se trata de un paso importante que puede hacerte ganar o perder mucho, por lo que es fundamental tomarse las cosas con calma y planificar hasta los más pequeños detalles.

Como ocurre en cualquier negocio, no podemos empezar la casa por el tejado. Antes de nada, debemos valorar el coste de la inversión que nos estamos planteando realizar. Necesitamos tener en cuenta muchos factores para que en el futuro podemos recuperar todo el dinero que hemos invertido. Pero además, debemos reflexionar muy bien sobre cuáles son las necesidades de nuestros potenciales clientes para no dejar flecos sueltos.

¿Qué se necesita para montar un Box de Crossfit?

El local, las instalaciones, los materiales, los empleados… son cuestiones en las que debemos pensar antes de poner en marcha nuestro Box de Crossfit. Pero también tenemos que pensar en las estrategias de marketing que implementaremos para darnos a conocer, en nuestro logo y en los imprevistos que pueden ir surgiendo. Ningún negocio puede iniciarse sin una estrategia previa que se centre en el público objetivo al que nos dirigimos. Cada acción y cada paso en el camino debe enfocarse en el potencial cliente al que queremos llegar.

Inversión económica

Lo primero que te estarás preguntando es «¿Cuánto cuesta montar un Box de Crossfit?». Lo cierto es que el precio puede variar mucho, ya que hay una gran variedad de factores que influyen en el coste final. Por lo pronto, montar una empresa en España cuesta 3.000 euros, por lo que necesitarás contar con este capital antes de empezar. Además, ten en cuenta que al menos 1.000 euros se irán en impuestos y en tasas de trámites del Ayuntamiento, abogados, notarios y gestores.

Es cierto que se trata de un gasto importante, pero te advertimos que no será ni el último ni el más elevado. Tendrás que tener en cuenta también los gastos del alquiler del local y los de reformas si es necesario acondicionamiento, los de equipamiento, el material complementario y sumar algunos imprevistos que puedan surgir y que requieran de dinero extra.

La marca de tu Box de Crossfit

Reflexiona sobre cuál quieres que sea el nombre de tu marca. Debe ser algo que tenga que ver con tu negocio y que sea muy fácil de recordar. Después acompáñalo con un logo que vaya acorde con los valores y el estilo del negocio y que haga que tus clientes se sientan identificados con él. Debes tener en cuenta que uno de los principales pilares del crossfit es la comunidad y eso únicamente se desarrolla bajo un sentido de pertenencia. Si lo hacemos bien, estaremos colocando unos cimientos fuertes para empezar.

Ubicación y local

La búsqueda del local y de la ubicación de tu negocio es uno de los aspectos más importantes a la hora de montar un Box de Crossfit. Por eso, no podemos ir con dudas o inseguridades, sino que debemos tener muy claro qué es lo que estamos buscando y no parar hasta encontrarlo.

Aspectos como el aparcamiento, la accesibilidad al lugar o los medios de transporte públicos son factores que debemos tener muy en cuenta a la hora de decantarte por un lugar u otro. Pero tampoco podemos perder de vista a la competencia. Es cierto que instalar tu negocio en una zona en la que no existe un Box de Crossfit no te garantiza que no vaya a haberlo en el futuro, pero es importante que al menos al principio seas prácticamente el único. Lo que no quiere decir que te obsesiones tanto con ello que termines poniéndolo en un lugar donde este tipo de negocios no tengan mucha cabida.

Una vez que ya hayas elegido la ubicación y el local para tu Box de Crossfit, es hora de pensar en cuestiones económicas. Si necesitas hacer reformas y el propietario te permite llevarlas a cabo, es fundamental que solicites un presupuesto con los gastos para saber cuál es la envergadura del proyecto que quieres realizar. Pero además, no está de más contratar a un abogado que analice minuciosamente el contrato de arrendamiento para evitar sorpresas desagradables en el futuro.

Papeleo y licencias

Para montar un Box de Crossfit se necesitan ciertos permisos y licencias, empezando por los de Crossfit, que no es realmente un deporte, sino una marca registrada. Para ello, es necesario ser entrenador de nivel 1 y que todos los monitores de las clases y entrenamientos también lo sean. Pero además, se requieren de ciertos permisos por parte de la empresa, como la ubicación, la solicitud, el pago, el seguro y el contrato de licencia. Alguno de los cuales deben ser renovados periódicamente.

Instalaciones

Si necesitas adecuar el espacio, es importante que te preocupes por aspectos como el aislamiento para evitar que haga demasiado frío en invierno o mucho calor en verano. Además, debes planear los distintos habitáculos del local.

Los baños y los vestuarios son factores clave de cualquier gimnasio, por lo que necesitas dedicar un buen espacio para ello y que sea cómodo. Pero además, debes contar con un lugar de recepción, un despacho para ti y una zona de descanso para que los clientes puedan relacionarse entre ellos fuera de las clases. Y si tienes pensado vender productos relacionados con la actividad, es aconsejable que dediques también un espacio propio para ello.

Materiales

Los materiales de un Box de Crossfit también juegan un papel clave dentro del negocio. El suelo de caucho es uno de los más importantes. No podemos montar este tipo de local sin este material.

Pero también son imprescindibles las jaulas, las pesas, las cuerdas, las mancuernas, las combas y los remos, entre otros. Eso sí, en este terreno eres tú ya el que decide. Aunque es recomendable no excederse con demasiadas herramientas que ocupen mucho espacio, ya que este es uno de los aspectos más valorados por los aficionados al Crossfit.

Marketing

Los despliegues publicitarios ya no funcionan. Los consumidores ya no hacen cola en la puerta para apuntarse a su primera clase de Crossfit. En la actualidad, primero se investiga mirando opiniones en Internet o pidiendo recomendaciones a familiares y amigos y después se pide una clase de prueba gratuita para probar el Box. Así pues, la mejor estrategia de marketing para tu Box de Crossfit va a ser el boca a boca. De esta manera, tu mayor inversión publicitaria no tiene por qué sustentarse sobre una gran inversión, sino en algo mucho más sencillo: la satisfacción de los clientes.

El objetivo es que todas aquellas personas que entren por la puerta de tu negocio se vayan convencidos y con un buen sabor de boca, que admiren la actividad en general, y tu local en particular. Recuerda que si ellos hablan bien del Crossfit y del lugar donde entrenan, conseguirán atraer a nuevos clientes hacia tu negocio, especialmente aquellos que están indecisos.

Pero las redes sociales también son una magnífica herramienta para atraer clientes a través del boca a boca. Una buena página web en la que se informe sobre las clases y los horarios y un blog con temas y propuestas interesantes donde muestres planes de entrenamiento son grandes ideas para destacar tu Box de Crossfit por encima de tus competidores.

Si a esto le sumamos la promoción de productos con tu logo y tu marca, como pegatinas para el coche o camisetas, por ejemplo, tu plan de marketing irán por buen camino. Y si has hecho bien los deberes, tu negocio irá como la seda.

Equipo de instructores

La imagen del personal es un aspecto clave en cualquier negocio, básico para que todo funcione. Lo primero que debemos tener en cuenta es que nuestro cuerpo habla por nosotros y de nuestros conocimientos, por lo que si nosotros mismos no estamos en forma, no estaremos mostrando resultados reales a nuestros clientes. En estos casos, es mejor no intentarlo. Y lo mismo sucede con los instructores que contratemos para nuestro gimnasio. Los monitores no sólo deben estar perfectamente formados, sino que además deben parecerlo. Además de cumplir con las característicos y requisitos necesarios para el buen desarrollo de sus funciones.

Por otro lado, es muy importante que los coahes sean simpáticos y empáticos para entender a todos los clientes que acudan a entrenar. Y es que se trata de un trabajo que requiere de compañerismo y de una comunicación constante. Ten en cuenta que lo que más te interesa es crear una comunidad, una familia, y eso es algo que depende en gran medida de los instructores que contrates.