+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

El Vixen Workout es una nueva disciplina ritmo-aeróbica que fusiona a danza, la moda, la música y el fitness y que promete adelgazar y mejorar la autoestima en una sola sesión. Una modalidad de danza en la que los participantes pueden usar maquillaje, zapatillas con taco y llevar el pelo suelto mientras bailan al ritmo de al ritmo de artistas como Beyoncé, Little Wayne y Jay Z. Una clase de baile inspirada por los pasos de baile de las discotecas de Miami. Una clase de cardio donde ejercitarás el cuerpo entero mientras te mueves al ritmo de las canciones que están de moda.

Es la perfecta escena de una discoteca llena de sensualidad pero no lo es, es el nuevo estilo de ejercicio Vixen, conocido en inglés como el Vixen Workout. Un movimiento que está invadiendo los gimnasios de todo el mundo, dónde solo mujeres se reúnen durante una hora para quemar calorías, moviendo sus curvas con seguridad.  Enfocado a mejorar el bienestar tanto físico como mental de las mujeres a través del baile.

 

¿Cómo surgió el Vixen Workout?

Esta innovador ejercicio fue propagado por Vivi Rodríguez. En julio de 2018, la bailarina experimentó una etapa de importantes cambios y se sumergió en una intensa búsqueda de una nueva identidad. Fue precisamente durante este proceso cuando descubrió una curiosa forma de entrenamiento.

Pero la verdadera artífice del mismo es Janet Jones, una dominicana de 32 años a la que siempre se le dio bien la expresión corporal. Del ballet clásico a las artes marciales. De ganar un BFA a trabajar en Los Ángeles con pretigiosos maestros del mundo de la coreografía. Durante esos años bailó con artistas como Alejandro Sanz, David Bisbal, Juanes y otros artistas antes de ser madre.

Cuando se convirtió en madre, quiso llevar un estilo de vida más tranquilo y estable, por lo que decidió abrir una agencia de bailarines en Miami. Sin embargo, el rutinario trabajo de oficina terminó por causarle una grave depresión. «Muchas mujeres jamás descubren lo que es estar viva de verdad», afirmó para Miami New Times. Se dio cuenta de que echaba de menos los escenarios y el mundo del espectáculo.

Su pasión por el baile la llevó a abrir una escuela infantil de baile y una noche, casi por casualidad, dio una clase de cardio inspirada en el estilo hip hop a las madres de los alumnos. Es así como surgió la idea del Vixen Workout. Una clase de baile pensada para que las mujeres pudieran disfrutar de la música hip-hop y rap, maldecir y gritar, si querían, todo en un entorno más íntimo. Ofreciéndoles la oportunidad de experimentar lo que ella sentía sobre el escenario.

«Todas mis amigas que son mamás, que son profesionales, nunca han tenido la oportunidad que yo he tenido de ser una artista. Bailar una hora para ellas hacer ejercicios y ser saludable», afirmó Jones. «También olvidarse de sus responsabilidades de madre de esposa y ser una diva por una hora».

Este tipo de ejercicio gustó tanto que se creó toda una #VixenArmy en Estados Unidos, Canadá y República Dominicana en busca de una actividad con la que las mujeres pudieran, al mismo tiempo, adelgazar, sentirse como las verdaderas protagonistas de su propio escenario y fortalecer tanto el cuerpo como la mente. Y todo, al son del hip hop electrónico y el dance comercial.

Aunque el Vixen Workout todavía no ha llegado a España, las coreografías de Janet pueden seguirse a través de Youtube.  Pero para aquellos que están planteándose la opción de montar un gimnasio boutique, el Vixen Workout es una magnífica idea. Una actividad innovadora y única donde las mujeres pueden divertirse al máximo y liberar tensiones mientras se ponen en forma y hacen ejercicio.

¿En qué consiste el Vixen Workout?

Lo primero que debes tener claro es que el Vixen Workout no consiste solamente en bailar. Al principio, se realizan coreografías sencillas para que la persona vaya ganando confianza en sí misma y, posteriormente, se le enseñan los pasos que van a trabajarse, de modo que exista una motivación de aprendizaje. Es entonces cuando se empiezan a realizar las coreografías más complicadas.

Gracias a ello, se genera un intenso trabajo cardiovascular, pudiendo llegar a quemar entre 400 y 1.000 calorías por cada sesión, que suele durar aproximadamente 50 minutos. Y las veteranas pueden incluso llegar a quemar entre 800 y 1.000 calorías. En cualquier caso, hay que destacar que no se trata de un trabajo encaminado a conseguir un cuerpo de gimnasio, sino más bien el de una bailarina.

Las rutinas de Vixen Workout se componen de ejercicios parecidos a los de ejercicios como el pole dance o el zumba, y de géneros comerciales como combina rutinas de géneros comerciales como el Hip Hop, el Reggaeton, el Pop, el Trap y el R&B, con el objetivo de recrear la sensación de estar dando un concierto con tus cantantes preferidos o una noche de fiesta con amigas. Y es que cada sesión recrea el ambiente de una discoteca, todo oscuro pero ambientado con algunas luces de colores. De hecho, la iluminación es uno de los elementos más importantes para crear el ambiente adecuado.

Como afirma Janet: «Nuestra misión es fusionar entretenimiento, moda y música a través de la aptitud en el baile, creando un entorno que promueva una liberación emocional general, que conecte cuerpo y mente y establezca un sentido de pertenencia a una comunidad».

Por otro lado, hay que destacar que el baile es una manera ideal de hacer ejercicio debido a sus movimientos aeróbicos y anaeróbicos. En el Vixen se realizan ambos tipos de movimientos. Es necesario saltar, girar y moverse con agilidad, pero también hacer movimiento de equilibrio y sentadillas, por lo que es perfecto para perder peso. Pero también para mejorar la flexibilidad, la fuerza, estabilidad y resistencia.

Pero además, no se trata solamente de un ejercicio muy eficaz para perder peso y ponerse en forma, sino que además, es un tipo de actividad que ayuda a mejorar la autoestima y a sentirse empoderada como mujer. Incluso a desarrollar su sensualidad, pero no con el objetivo de conquistar a nadie, sino para ella misma. Y es que más que una clase de baile, es una experiencia en al que podrás disfrutar por completo de todos los beneficios físicos de un entrenamiento efectivo mientras te lo pasas en grande y te sientes como la versión más poderosa de ti misma.

El maquillaje y las zapatillas con taco están permitidas en las sesiones porque son un magnífico complemento para posar delante del espejo y que las mujeres se vean guapas, generando una mayor sensación de poder y seguridad.  Para Janet, Vixen es una magnífica oportunidad para sentirse una estrella. En las clases, se puede ver como las alumnas son muy creativas con sus outfits. Desde aquellas que van siempre con su pelo suelto para moverlo con intensidad a las que nunca se dejan atrás la cazadora vaquera o la chaqueta de cuero. «Todo aquello que normalmente dejamos para el ‘streetwear’, ayuda en la experiencia», afirma Jones.

Y, por si esto fuera poco, en las sesiones de Vixen Workout también se enseña a cuidar la postura, la línea para que las alumnas puedan encontrar el eje y el equilibrio si van con zapatillas altas. De esta forma, se desinhiben más al bailar, y consiguen olvidarse de las preocupaciones y obligaciones de la vida diaria.

Pero la verdadera fuerza del Vixen radica en el fortalecimiento de la mente. Diversas investigaciones han demostrado en los últimos años que aquellos pacientes que dejan salir y fluir sus emociones son menos propensos a sufrir trastornos de ansiedad y que el baile es la herramienta ideal para lograrlo.

Además, los lazos sociales que se van forjando e las clases también contribuyen a reducir los niveles de estrés y ansiedad. De hecho, un estudio llevado a cabo recientemente por a Universidad de Columbia, reveló que el baile es una de las maneras más eficaces para tratar los síntomas de depresión. De hecho, la danza es mucho más efectiva que un ejercicio de gran intensidad, ya que las sustancias que se liberan en nuestro torrente sanguíneo con esta actividad ayudan a mantener la depresión alejada de nuestra mente.

¡Una clase en la que podrás bailar como si nadie te estuviera viendo! Donde podrás experimentar una gran liberación emocional, una impresionante conexión entre mente y cuerpo y gran un sentido de comunidad. Con la ventaja de que no es necesario contar con experiencia en el baile, solamente que te guste bailar y traer 100% actitud. El objetivo cada sesión es de sacar ese alter-ego tipo Beyoncé que todos tenemos bien adentro.

En palabras de Jones: «La mayoría de las mujeres que ves dándolo todo en las clases nunca han bailado antes. Aunque los movimientos te hacen sentir como si estuvieras bailando junto a J. Lo, están creados para que sea fácil seguirlos».

Aunque algunas de las características de Vixen Workout pueden recordar al aerobic, lo cierto es que ambas clases no tienen nada que ver. De hecho, Janet se preocupó mucho de que así fuera. «Es genial ver a todas esas mujeres que creían que no iban a poder bailar cómo se sienten después: confiadas con los movimientos que pensaban que sólo eran para los profesionales». Janet lo tiene claro, todas las mujeres, sin importar su forma o su talla, pueden ser chicas Vixen.