+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

A lo largo de un día, nos impactan cientos y miles de anuncios – en la carretera, en redes sociales, en el trabajo, la cafetería, al leer una revista o en el metro. Muchos de estos impactos nos pillan «mal», es decir, en mal momento, y nuestro cerebro está entrenado para ignorar gran parte de ellos – sobre todo cuando no estamos en un momento receptivo a la comunicación que vemos.

Lo mismo puede pasar con la comunicación digital de tu gimnasio – que llegue a su cliente objetivo en un momento no receptivo, y por lo tanto, queda prácticamente invisible, sin posibilidad de tener en efecto deseado.

¿Cómo encontrar el momento adecuado?

La solución a este problema está en múltiples impactos, en diferentes canales y, por lo tanto, diferentes momentos y situaciones de la vida de nuestro cliente objetivo. Esto es especialmente útil cuando se aplica en el contexto de un llamado remarketing (o retargeting), ya que permite con poco presupuesto impactar sólo aquellas personas, que anteriormente han mostrado interés en nuestra oferta pero, tal vez porque no les venía bien en ese momento, no han pasado a la acción.

Por ejemplo, si alguien visita tu web pero no solicita un entrenamiento de prueba a través de tu formulario, se le podría enseñar publicidad en diferentes canales posteriormente a su visita en la web. De esta manera, tu marca, tu gimnasio, queda grabado en su memoria, y tiene presente tu centro deportivo en diferentes momentos de su vida, dándole así varias posibilidades para terminar su investigación y reservar una plaza.

A través de todas las plataformas

Hoy en día, las plataformas para configurar campañas de retargeting van desde Google hasta Facebook, Instagram y LinkedIn. Además, a través de Google se pueden configurar incluso videos de YouTube como campañas de remarketing (un usuario podría ver, por ejemplo, después de su visita a tu web, un video de tu gym en youtube a modo de anuncio publicitario).

En este tipo de campaña, es primordial no molestar, sino comunicar los mensajes de tu marca transmitiendo valor: consejos, videos del gimnasio, entrevistas con socios contentos, casos de éxito, etc. – de esta manera, se entiende como aporte extra, y no como pura publicidad molesta.

Captación y retención

No sólo ayudan las campañas de retargeting en el proceso de captación – con ellas también podemos trabajar la retención, ya que nuestra marca estará más presente en aquellos usuarios que tenemos cerca – los que hayan interactuado con nuestra comunicación en RR.SS., los que visitan con frecuencia nuestra web, los que abren nuestros e-mails etc.

¿Te quieres aprovechar?

Si quieres aumentar las ventas, o trabajar la fidelización de tus socios actuales, ¡rellena el siguiente formulario y te comentamos cómo funciona para tu gym!