+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

¿Sabías que las mujeres gastan 1.000 euros más que los hombres al año por los mismos productos? Y los gimnasios son un filón. Según la encuesta Hábitos deportivos de los españoles 2015, actualmente hay más mujeres matriculadas en centros deportivos que hombres: el 19,4% de las mujeres frente al 16% de los hombres.

La cuestión es que ellas se decantan un 8% más que ellos por gimnasios dedicados exclusivamente a mujeres porque se sienten más cómodas en este tipo de espacios. El hecho de no sentirse observadas por los hombres, hace que se sientan más relajadas a la hora de hacer ejercicio. De hecho, esta es la razón principal por la que en los gimnasios mixtos podemos ver a muy pocas mujeres en las salas de fitness y musculación.

Hace unos años era difícil pensar que un gimnasio dirigido a un menor número de personas pudiera incluso dar más dinero. Incluso la idea de separar a hombres y mujeres podía resultar arcaica e innecesaria. Pero la realidad es que, hoy en día, los gimnasios para mujeres se han convertido en todo un éxito. Y es que este tipo de centros se basan en un enfoque completamente distinto, lo que resulta esencial para marcar la diferencia con respecto a la competencia y llamar la atención de un público objetivo concreto.

Un buen ejemplo de ello es la cadena Curves, una franquicia de gimnasios que nació en 1995 y que hoy cuenta con centros deportivos en 85 países. La clave de su éxito es haber puesto en marcha una estrategia que se basa única y exclusivamente en clientes femeninos y que tiene en cuenta sus necesidades concretas.  Sin embargo, no se trata de un caso aislado, ya que hay muchos centros que en los últimos años también han apostado por este modelo de gimnasio.

Actualmente, son muchas las franquicias que ofrecen prestaciones orientadas a las mujeres. A través de la seducción, el cuidado corporal femenino y la estética, las mujeres se han convertido en unos años en el objeto del marketing deportivo en los gimnasios. Tanto es así que hoy podemos encontrar una amplia variedad de actividades exclusivamente pensadas para ellas como el step, el body pump, el aerobic, la relajación, el aquagym, el pilates, el yoga, los programas adaptados a mujeres embarazadas y los programas de adelgazamiento y pérdida de peso.

Incluso hay gimnasios para mujeres que complementen su oferta con otros servicios adaptados a ellas y que no están directamente relacionados con el entrenamiento, como el spa, la fisioterapia, los tratamientos de belleza o incluso la consulta médica.

¿Por qué los gimnasios para mujeres tienen tanto éxito?

Un encuesta publicada por la revista Cosmopolitan Body, reveló que el 14% de las mujeres se sienten intimidadas cuando van al gimnasio porque hay hombres que las miran de manera lasciva mientras entrenan. Una forma de intimidación machista que se conoce como «gymtimidation». En el mismo informe, casi el 100% de las usuarios admitieron que se sentían intranquilas ante la posibilidad de quedarse completamente desnudas en el vestuario.

Pero además, los gimnasios para mujeres son mucho más recomendables para aquellas que lo único que quieren es ir a entrenar y que se preocupan por salud, por su postura y por el estado de su cuerpo.

Se sienten más cómodas

La constante cosificación de la imagen de la mujer es lo que hace que la mayoría de las mujeres no se sientan seguras en espacios mixtos en este tipo de situaciones. Lo que se agrava cuando se trata de mujeres judías o musulmanas. Gracias a los gimnasios para mujeres, pueden hacer deporte con la cabeza destapada o con leggins. Aunque también hay muchas mujeres que lo hacen no por temas de religión, sino por timidez y por falta de autoestima, lo que hace que prefieran no rodearse de hombres mientras entrenan con ropa ajustada.

Las máquinas son distintas

Por otro lado, hay que destacar que el metabolismo de las mujeres es diferente al de los hombres. Debido a factores de anatomía y hormonales, las mujeres tienen que entrenar zonas concretas que presentan mayor flacidez, como la parte inferior de los brazos o la cara interna de los muslos. Además, la mayor parte de las mujeres que acuden a entrenar lo que buscan es endurecerse, no muscularse. En los gimnasios femeninos se trabaja con máquinas que consiguen precisamente estos objetivos. No es que sean máquinas exclusivamente diseñadas para mujeres, sino que se eligen aquellas máquinas que las mujeres usan más, como las que se centran en las piernas y en los glúteos.

Las tablas de ejercicios son diferentes

Pero no sólo las máquinas son distintas, sino también las rutinas de entrenamiento. Las tablas se ajustan al factor hormonal femenino y a sus diferentes etapas, como la menstruación, la ovulación, la gestación o la menopausia, que alteran notablemente el funcionamiento habitual del metabolismo. Estas etapas hacen que las mujeres pasen por diferentes fases de aumento del abdomen, retención de líquidos, agotamiento físico, aumento del pecho, descolgamiento del suelo pélvico, desánimo, osteoporosis, etc.

Gracias a este tipo de rutinas, las mujeres pueden tonificarse y endurecerse más rápido y conseguir un extra de energía, salud y flexibilidad en muy poco tiempo. No se trata de aumentar el volumen, sino de endurecer y reafirmar. Además, los ejercicios de refuerzo muscular o de crossfit que suelen hacer los hombres pueden ser incompatibles con la fuerza femenina.

Factor psicológico

Los hombres y mujeres no solamente somos distintos en lo que respecta al metabolismo, sino también en el plano psicológico. Un 10% más de hombres que de mujeres hace ejercicio por entretenimiento o diversión, mientras que hay un elevado porcentaje de mujeres que lo hacen por verse bien cuando su cuerpo empieza a evidenciar el paso del tiempo o por recomendación médica. Por este motivo, el entrenamiento de las mujeres debe ser más efectivo, porque si no ven resultados pronto, terminan marchándose en pocos meses.

Por solidaridad

Muchas mujeres ven el gimnasio el rato que pueden disfrutar sin trabajo y sin niños. Esto hace que se creen lazos con las otras mujeres que también acuden a entrenar. Se crea un sentimiento de equipo donde, por horario, normalmente se coincide con otras mujeres que se conoce, se apoyan y que terminan animándose unas a otras a seguir asistiendo. Ir a clases en grupo de zumba o body pump en un gimnasio para mujeres permite entablar contacto con otras mujeres. Nada mejor que conocer gente al mismo tiempo que te pones en forma. De esta forma, es posible relacionarse en otros círculos y abrirse a nuevas oportunidades laborales, por ejemplo.

Entrenamientos más relajados

Además, entrenar en los gimnasios femeninos no se parece en nada a una competición. Nadie se siente por debajo ni por encima de nada. Todas han pasado por el mismo proceso hasta ver los primeros resultados y empezar a motivarse. Hacer deporte entre mujeres puede verse como una manera de progresar juntas, en simbiosis con el grupo. Lo cual no siempre es posible en los gimnasios mixtos, ya que la morfología de hombres y mujeres es diferente. Las mujeres se entienden mejor entre sí y pueden intercambiar trucos para perder peso, recuperar las piernas y la silueta de anteño.

Horarios compatibles

Aunque los horarios de los centros deportivos tradicionales suelen ser bastante amplios, lo cierto es que los gimnasios para mujeres también han sabido adaptarse en este terreno, ajustando sus horarios al tiempo del que disponen sus clientas. Muchas de las mujeres que acuden a entrenar tienen que conciliar su vida laboral con la del hogar, por lo que necesitan centros a los que puedan acudir a cualquier hora del día, pudiendo encajar el ejercicio en los distintos huecos que les va dejando su vida diaria. Además, les gusta disponer de una variedad de clases para elegir como el yoga o el pilates, por ejemplo.

 

 

Así pues, las claves del éxito de este tipo de gimnasios son la intimidad, la libertad, la confianza y la comodidad. Por un lado, hay mujeres que van al gimnasio y que no se sienten a gusto con su cuerpo, por lo que sienten vergüenza de someterse a las constantes miradas masculinas. Y por otro, hay un importante número de mujeres que se sienten incómodas en los gimnasios mixtos porque muchos de los ejercicios que deben realizar presentan poses que no quieren que sean vistas por los hombres.

Ya sea por comodidad o confianza, los gimnasios para mujeres han gozado de una gran aceptación entre el género femenino en los últimos años. Creando entornos agradables donde pueden hacer ejercicio al ritmo de la música, con todo pensado y preparado exclusivamente para ellas.

Por este motivo, montar un gimnasio para mujeres es una opción ideal para ayudarlas a liberarse de la presión de las miradas y a ponerse en forma al mismo tiempo. Eso sí, estos nuevos gimnasios, no solamente cierran el paso a las miradas masculinas, sino que además deben estar equipados y diseñados para agradar a las mujeres. Esto quiere decir que no pueden usarse las mismas máquinas que en los gimnasios clásicos. Debes apostar sobre todo por máquinas trotadoras, elípticas y escaladoras, ya que son las más habituales para quemar calorías. Pero también se necesitan materiales como mancuernas ligeras, colchonetas y balones de gimnasia.

Por otro lado, debes tener en cuenta que el cuerpo de las mujeres acumula más grasa, por lo que las rutinas tienen que ser más exigentes. Esto quiere decir que a la hora de diseñar ejercicios para ellas, estos deben centrarse en la quema de grasas y en la pérdida de peso para conseguir una musculatura más marcada. Por supuesto, entre ellos no deben faltar las técnicas que combinen el trabajo aeróbico con el muscular, tanto para perder peso como para tonificar el cuerpo. Esta técnica trabaja todos los músculos y pueden usarse balones de gimnasia, poleas y colchonetas.

En Solicom no podemos ayudarte en cuestiones relacionadas con tus instalaciones, pero sí ayudarte a captar nuevas clientas que quieran apuntarse a tu gimnasio femenino. Contamos con un gran equipo de profesionales con más de 10 años de experiencia en el diseño de estrategias de marketing para gimnasios, por lo que estudiaremos tu caso de manera personalizada y te ofreceremos las mejores soluciones para aumentar tus ingresos y hacer crecer tu negocio mucho más rápido. ¿A qué estás esperando?

1
¡Hola! ¿Necesitas captar más socios para tu gimnasio boutique? Contacta para más información
Powered by