+34 91 816 02 38 [email protected]

¿Sabías que los gimnasios son de los negocios que presentan una tasa de rotación más alta? Esto hace que los centros deportivos a menudo se vean inmersos en un continuo bucle para captar nuevos clientes que permitan rentabilizar el negocio. Una tasa de rotación que está muy relacionada tanto con la estacionalidad y picos del año en los que más interés sienten los usuarios por estar en forma. Pero también con el hecho de no haber sabido fidelizar a los clientes que ya tenemos, ofreciéndoles la motivación suficiente para permanecer en nuestro centro.

Para minimizar en todo lo posible la tasa de rotación y, al mismo tiempo, atraer nuevos clientes que hagan crecer a nuestro gimnasio, es muy importante contar con un plan de marketing muy bien definido que marque las directrices a seguir en los próximos meses y a tener siempre en mente cuáles son nuestros objetivos y nuestras bases. De lo contrario, estaremos caminando sin rumbo y estaremos mucho más expuestos a los condicionantes externos.

Por esta razón, hoy en Solicom, agencia especializada en marketing para gimnasios, queremos mostrarte cuáles son los pasos para crear un plan de marketing para tu gimnasio y guiar a tu negocio hacia buen rumbo.

1. Define las líneas estratégicas del plan de marketing para tu gimnasio

¿Qué tipo de gimnasio tienes?

Aunque todos los gimnasios tienen puntos en común, lo cierto es que cada uno de ellos presenta sus propias particularidades. Por esta razón, es importante que, antes de nada, sepamos definir perfectamente qué tipo de centro deportivo es el nuestro. ¿Qué ofrecemos? ¿Cuáles son los clientes interesados en nuestros servicios? ¿Qué zonas geográficas podemos abarcar?

Hay que tener en cuenta, por supuesto, que los gimnasios son establecimientos a los que se acude por proximidad geográfica, ya que rara vez alguien vendrá de otra ciudad o de la otra punta de una gran urbe para acudir a tu centro. Aunque pueda parecer algo muy obvio, es importante tenerlo en cuenta pues muchas veces encontramos planes de marketing para gimnasios que se basan en estrategias muy generales en lugar de locales.

¿Qué servicios ofreces en tu gimnasio?

Reflexiona sobre las máquinas que tienes, las clases colectivas que se dan y los servicios adicionales que ofreces. ¿Estás especializado en un tipo de actividad o en varias? ¿Cuentas con entrenadores personales que puedan dar consejos a tus clientes para conseguir mejores resultados? Para hacer un correcto análisis de todo ello, es necesario que conozcas bien cuáles son tus puntos fuertes y débiles, encontrar oportunidades de negocio y tener muy claras cuáles son las amenazas que pueden poner en peligro tu centro deportivo.

  • Puntos fuertes:  tus fortalezas son aquellas cosas que ofreces y que pueden marcar la diferencia con respecto a tus competidores. Las razones por las que los clientes eligen tu centro y no otro.
  • Puntos débiles: son las debilidades que te ponen en desventaja frente a la competencia, pudiendo ser, por ejemplo, un precio más alto, un público objetivo más reducido o contar con menos recursos para publicidad y estrategias de marketing.
  • Oportunidades de negocio: detectar oportunidades es fundamental para hacer crecer tu negocio. Por ejemplo, la demanda de determinadas clases colectivas que no se imparten en los gimnasios de tu ciudad o servicios o charlas relacionadas con un estilo de vida saludable.
  • Amenazas: son aquellas cosas que existen en otros centros deportivos cercanos y que pueden hacer que nuestros clientes se marchen porque sean mejores que las de nuestro gimnasio.

¿Quién es tu público objetivo?

Recuerda que los clientes son la base de tu negocio y que sin ellos no existirías. A grandes rasgos, el público objetivo de tu gimnasio es aquel que suele residir o trabajar en un ratio de distancia cercano y que tarden menos de una hora en llegar hasta él. Pueden ser personas que vivan en la zona, pero también profesionales que trabajen cerca o estudiantes que van a la universidad cercana.

Teniendo en cuenta esto, deberás enfocarte en el sexo y la edad, lo cual variará mucho en función del tipo de gimnasio. ¿Son más mujeres que hombres? ¿Tienen entre 18 y 35 años? Por ejemplo, si se trata de un gimnasio especializado en deportes extremos, lo normal es que el público sea mayoritariamente masculino y que lleven años haciendo deporte. En cambio, si tu gimnasio es más tradicional, el público será más general.

Mira tu base de datos de clientes para averiguar qué tipo de público acude más a tu gimnasio y céntrate en ellos para ofrecer servicios que puedan interesarles y adaptar el calendario de las actividades a sus necesidades.

¿Quiénes son tus competidores?

Una vez que sepas bien quién es tu público objetivo, es el momento de hacer lo mismo con tus competidores. Haz una lista con los centros deportivos que se encuentran próximos al tuyo y averigua cuáles son sus fortalezas, qué es lo que tu negocio ofrece diferente con respecto a ellos y cómo conseguir mayor ventaja. Debes ofrecer algo diferente y mejor para convencerles de que tu centro es la mejor opción.

Define las 4P de tu gimnasio

Las 4P son el precio, el producto, el punto de venta y la publicidad. Cuatro constantes que siempre permanecen y que son la base de cualquier plan de marketing para gimnasios y para cualquier otro tipo de negocio.

  • Producto: cuando los clientes perciben que un producto es de calidad, estarán encantados de adquirirlo. Pero si, por el contrario, tu producto es malo, no importa lo que gastes en publicidad, ya que no servirá de nada. Puede que, a corto plazo, consigas clientes, pero a la larga no conseguirás buenos resultados. En este sentido, es muy importante que analices tu productos y hagas los cambios que sean necesarios para que el producto sea atractivo y útil. Introduce innovaciones que lo hagan diferente al de tus competidores.
  • Precio: tienes que saber perfectamente cuál es la media de los precios que ofrecen otros gimnasios en la zona y si el tuyo es más caro o más barato. Pero también analizar qué ocurrirá si subes los precios y la calidad no aumenta, o si una bajada de precio te ayudará a atraer más clientes y te resultará rentable.
  • Publicidad: la inversión en publicidad es uno de los puntos más importantes dentro de un plan de marketing para gimnasios, por lo que jamás deberías ignorar su potencial. En la actualidad son muchos los gimnasios que no invierten en publicidad porque creen que no lo necesitan, pero esto supone un grandísimo error. Recuerda que el marketing digital, la reputación online, la presencia en redes sociales y el diseño, entre otros muchos, son aspectos clave hoy en día para enfrentarse a la competencia voraz.
  • Punto de venta: este elemento está muy relacionado con la ubicación en la que se encuentra tu centro deportivo. Como decíamos antes, de ello depende mucho que los clientes acudan a tu gimnasio. Siempre es preferible que el establecimiento se encuentre en un lugar de fácil acceso, en un lugar de paso, céntrico en la mediad de los posible, y que, a ser posible, cuente con aparcamiento gratuito para los clientes.

2. Puesta en marcha de tu plan de marketing en el mundo online

Una vez que tienes claros todos los puntos anteriores, es hora de poner en marcha el plan de marketing de tu gimnasio. A continuación te mostramos cuáles son los pasos que debes seguir para ello.

Paso 1 – Crea una página web

La página web es el punto de contacto entre tu negocio y tus clientes a través de la red. El lugar al que los potenciales clientes pueden acudir para conocer más detalles sobre tu oferta y donde tus clientes pueden tener su propio espacio personal o informarse sobre las novedades y posibles cambios. Para ello, no es necesario contar con conocimientos avanzados o gastar una gran suma de dinero. En la actualidad, crear una página web para un gimnasio es mucho más sencillo y barato de lo que crees. Plataformas como Wix o WordPress permiten crear páginas webs con tener solamente algunos conocimientos básicos en diseño y herramientas digitales. Pero si no tienes tiempo o conocimientos, puedes ponerte en contacto con Solicom y nosotros nos encargaremos de todo.

Paso 2 – Google My Business

Tu negocio también necesita estar en Google. Al tratarse de un negocio local, Google necita contar con tu información para mostrarla a todos aquellos que busquen un gimnasio cerca de su casa o en la ciudad. Esto te permitirá demás tener presencia de forma inmediata en Google Maps y aparecerás cuando los usuarios busquen gimnasios en su zona.

Paso 3 – Redes sociales

Una vez que tengas tu página web, el siguiente paso es empezar a generar presencia en Internet. Para eso, te recomendamos crear un perfil en las redes sociales más importantes, por ejemplo, Facebook, Instagram y Twitter. Si no puedes llevarlas todas para adelante, lo mejor es elegir solamente una, aquella en la que creas que hay mayor porcentaje de tu público objetivo y que encaja mejor con el tipo de gimnasio que tienes.

Recuerda que sebe tratarse de un perfil de empresa y no de un perfil de cuenta personal. De lo contrario, no obtendrás informes y no podrás medir las analíticas, los usuarios no podrás dar likes a tu negocio y no podrás poner en marcha campañas de publicidad.

Paso 4- Posicionamiento SEO

El hecho de contar con una página web no basta para llegar a los usuarios, sino que es necesario tener visibilidad para aparecer en los primeros resultados de Google. Para ello, necesitarás hacer lo siguiente:

1. Búsqueda de palabras clave: se trata de encontrar palabras relacionadas con nuestro negocio y saber cuál es el volumen de búsquedas que hacen los usuarios, así como el nivel de dificultad que existe para posicionarnos con ella. Una de las mejores herramientas que podemos usar en este sentido es el Planificador de Palabras Clave de Google.

2. Posicionamiento ON PAGE: debemos introducir las palabras clave que hemos seleccionado en el paso anterior en el contenido de nuestra web siempre que podamos. Esto hará que Google sepa cuál es la temática de nuestra página y se la muestre a los usuarios.

3. Posicionamiento OFF PAGE: está relacionado con las estrategias de linkbuilding. Debemos crear enlaces que apunten hacia nuestra web, para lo cual podemos optar por posts patrocinados, directorios de enlaces o foros, por ejemplo.

Una vez que hayas seguido todos estos pasos, habrás puesto los primeros pilares de tu plan de marketing online: página web, redes sociales, presencia en Google y perfiles en redes sociales.  Un proceso sencillo que te ayudará a ganar visibilidad en Internet y a atraer nuevos clientes hacia tu gimnasio.