+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

Los nuevos canales sociales y la transformación digital que ha experimentado la sociedad en los últimos años ha hecho que también hayan cambiado las formas de comunicación de los centros deportivos con sus clientes. Es cierto que la relación personal dentro de las propias instalaciones siguen siendo claves, pero la voraz competencia que existe en el mercado actual ha hecho que los gimnasios tengan que buscar maneras de marcar la diferencia y ofrecer un valor añadido a sus potenciales clientes para que se decanten por ellos en lugar de por sus competidores.

Hoy en día, las nuevas tecnologías ocupan buen aparte del tiempo de los consumidores, siendo algunas de las más destacadas las redes sociales, las aplicaciones móviles o la propia navegación a través del móvil.Herramientas muy potentes que los gimnasios pueden usar para comunicar, informar e interactuar con sus público objetivo, para atraer a nuevos clientes y para fidelizar a los que ya tienen.

Sin embargo, el mundo digital también puede convertirse en un arma de doble filo si no sabemos gestionarlo adecuadamente, jugando en nuestra contra en lo que respecta a la reputación online. Y es que ya no basta con tener un producto de calidad para atraer a los clientes. Con el exceso de oferta que existe actualmente, los usuarios se ven saturados con la cantidad de información que reciben cada día por parte de los medios de comunicación, por lo que si queremos gozar de una buena reputación online es imprescindible hacer las cosas bien.

¿Qué es la reputación online?

La reputación online es un reflejo del prestigio que la marca tiene entre su público. Debes tener en cuenta que tus clientes tienen una percepción de tu negocio y que esto les hará actuar en consecuencia. ¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que dicen de ti los clientes de tu gimnasio? ¿Creen que los servicios y las máquinas son buenos? ¿Les parece caro o barato?

Conocer cuál es nuestra reputación en el mundo real es bastante sencillo, ya que basta con preguntar, hacer encuestas o pararse a observar a la gente para saber cuáles son sus reacciones o lo que hablan con la gente. Pero, ¿cómo averiguarlo en el mundo digital? Conocer tu reputación online es más fácil de lo que crees, ya que Internet tiene memoria. En él podemos encontrar todos los comentarios y opiniones que los usuarios hayan hecho sobre nuestro gimnasio. Además de gestionar los comentarios negativos para intentar crear una buena imagen de nuestra marca cada vez que los potenciales clientes investiguen en la red sobre nosotros y sobre la calidad de los servicios que ofrecemos.

¿Cómo puede afectar la reputación online a tu gimnasio?

Como decíamos antes, la reputación online puede ser un arma de doble filo. Por un lado, si los comentarios son positivos, pueden atraer a nuevos clientes, pero si los comentarios son negativos, puede jugar en nuestra contra y hacer que clientes que estuvieran pensando en apuntarse, al leer una mala opinión, decidan apuntarse a otro centro deportivo. Así pues, mientras las buenas opiniones pueden hacernos crecer considerablemente, las malas opiniones pueden perjudicar terriblemente nuestra imagen y  nuestra reputación y afectar a nuestro negocio.

Consejos para mejorar la reputación online de tu gimnasio

Debido al gran prejuicio que puede provocar una mala reputación online, es muy importante que, en la medida de lo posible, monitorices lo que se está diciendo en la red de tu gimnasio y que actúes lo más rápido posible ante los comentarios negativos, ya que de ello puede depender el éxito o el fracaso de tu negocio. Pero además, hay otros consejos que pueden serte muy útiles para mejorar tu reputación online y evitar que esto termine haciéndote perder clientes.

1. Crea contenido positivo sobre tu marca

Puedes crear contenido positivo de tu negocio tanto a través de tu propia web como, por ejemplo, de la aplicación móvil de tu centro deportivo. A continuación te damos algunas ideas:

  • Cuida la estética de la web: el diseño de la página web es tu carta de presentación, por lo que debes pensar muy bien cuál es la imagen que quieres dar a los clientes que entren a ella. En este sentido, los colores, los filtros, las imágenes, el tono, las texturas y la saturación son aspectos que deben tenerse en cuenta, ya que son más importantes de lo que imaginas.
  • Galerías de imágenes e clases colectivas: las fotos de clases colectivas que se impartan en tu gimnasio son una buena forma de animar a los potenciales clientes a apuntarse, ya que verán cómo es el ambiente, cómo son los monitores y el tipo de clases a las que podrán acudir si deciden matricularse.
  • Comentarios positivos de clientes: anima a aquellos clientes que lleven más tiempo en el gimnasio a dar su opinión en tu web o en las redes sociales. Si llevan bastante tiempo, quiere decir que les gusta el centro, por lo que seguramente sus opiniones serán positivas. Para que les cueste menos hacerlo, puedes ofrecerles un pequeño descuento ese mes.
  • Crea un blog con publicaciones interesantes: la creación de un blog es una de las maneras más eficaces y creativas de diferenciarse de la competencia y convertirse en un referente dentro del sector. La idea es crear un espacio único con contenidos de calidad donde transmitamos nuestra filosofía de empresa, nuestros valores, nuestros métodos de trabajo y qué es lo que nos hace diferente. Algunos de los temas que más pueden interesar a tus clientes son los consejos de fitness, las promociones de centro, los testimonios de otros clientes, noticias de actualidad, entrevistas de deportistas, consejos de nutrición, etc. Con un poco de dedicación y esfuerzo, conseguiremos convertir nuestro blog en un lugar de referencia  y lograremos ganar visibilidad en Google a través del posicionamiento SEO, ya que al buscador le encantan los contenidos frescos. Por supuesto, no debes olvidar compartir tus posts en las redes sociales para que lleguen a muchos más lectores.

2. Cuenta con una web bien optimizada

Muchos centros deportivos piensan que con las redes sociales ya es suficiente y consideran que no merece la pena gastar dinero en la creación de una página web porque la mayor parte de los clientes acuden por cercanía geográfica o porque lo han visto en las redes. En cierto modo es verdad, ya que la proximidad es un factor muy importante, pero nadie nos garantiza que en el futuro no puedan poner otro centro deportivo a pocos minutos del nuestro y que éste cuente con redes sociales, página web, aplicación móvil, etc.

Todas estas cosas, además de dar imagen de modernidad, son muy útiles para que los usuarios puedan estar informados de las promociones, novedades y servicios del gimnasio. Incluso para crear una comunidad que estreche los lazos sociales y que se convierta en un aliciente más para acudir a ese gimnasio y no a otro. Si no quieres que tu competencia te saque ventaja en reputación online, es importante que cuentes con plataformas de comunicación adaptadas a los nuevos tiempos para mantener el contacto con tu público objetivo.

3. Planificar una buena estrategia entre el mundo online y offline

No podemos olvidar que las estrategias online deben complementarse también con las estrategias offline si queremos conseguir una buena reputación online. Esto significa que no podemos hacer promesas a través de la red de cosas que no podemos cumplir en el «mundo real». Por ejemplo, ofertas, promociones o descuentos que, cuando los clientes acudan al centro deportivo, no puedan obtener porque nuestros empleados no tienen ni idea de que existían.

4. Gestionar comentarios negativos

Como suele decirse, «no siempre llueve a gusto de todos» y, obviamente, no a todo el mundo puede gustarle tu gimnasio. El problema es que, como no podemos tenerlo todo bajo nuestro control, nos encontraremos con ocasiones en las que clientes insatisfechos han comentado su disconformidad con los servicios del gimnasio en las redes sociales o en directorios de Internet.

Es fundamental que estés muy atento para localizar este tipo de comentarios y saber actuar a tiempo para que no repercuta negativamente n las decisiones de tus potenciales clientes y que terminen marchándose a la competencia. O, lo que es peor, que este tipo de comentarios terminen corriendo como la pólvora por Internet y se hagan virales, haciendo que la reputación online que tanto esfuerzo te ha costado construir termine desmoronándose.

5. Velocidad y frecuencia de respuesta

No hay nada que resulte más perjudicial para la reputación online de un negocio que la falta de respuesta ante sus mensajes. Olvidar responder o no mirar con frecuencia las vías de contacto de los clientes con nuestra empresa es un grave error que puede pasarnos factura. Por eso, es fundamental que, cuando envíen un email o un mensaje a través de las redes sociales, les contestes lo antes posible. De hecho, la rapidez en la respuesta puede marcar la diferencia y mejorar tu reputación online. Lo contrario, puede ser muy negativo para tu imagen de marca. Por supuesto, la respuesta siempre debe darse en tono educado, positivo y amigable.

Recuerda además que uno de los parámetros que se muestran en las páginas de empresas e  Facebook es el tiempo medio de respuesta por parte del negocio. Algo que los usuarios tienen muy en cuenta. Pero no sólo Facebook, sino que también hay otras redes sociales que han empezado a medir esta variable.

En definitiva, si quieres mejorar tu reputación online, es fundamental que sepas adaptarte a los nuevos tiempos y que pongas en marcha todas las medidas necesarias para ello. Apuesta por las nuevas tecnologías y aprende a usarlas en favor de tu negocio para atraer a nuevos clientes y fidelizar a los que ya tiene. No dudes que todo ello te ayudará a conectar con tu público objetivo antes que tus competidores y, de esta forma, sacar una gran ventaja en el mercado. Eso sí, recuerda que conseguirlo no es algo que ocurra de un día para otro y que se trata de una tarea que requiere de tiempo y esfuerzo.

Por eso, si no tienes tiempo o ni cuentas con los conocimientos necesarios, es mejor que dejes esta labor en manos de agencias de marketing especializadas en gimnasios, como Solicom. Y es que una crisis de reputación no gestionada de manera adecuada a tiempo puede causar grandes estragos en tu negocio.