+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

Si eres instructor de Pilates y estás pensando en montar tu propio estudio, has venido al sitio indicado. Lo primero que debes saber es que montar un estudio de Pilates no es complicado, pero sí que requiere de una gran inversión económica y, por supuesto, de contar con una buena formación y amplia experiencia. Y es que si nuestro negocio se va a especializar en una única actividad, es imprescindible que lo ofrezcamos un servicio de gran calidad que nos ayude a atraer y a fidelizar a los clientes que hagan que nuestro negocio sea rentable y garantizar su supervivencia en el futuro.

El Pilates es un ejercicio muy demandado por personas de todas las edades debido a sus múltiples beneficios: fortalece las articulaciones, la musculatura y el sistema inmunitario, lubrica, trabaja el área cardiovascular y no es tan agresivo como el Yoga. Por eso, si lo haces bien y pones en marcha una buena estrategia de marketing, tu centro no tardará en llenarse.

Pero, para ello, el primer paso y el más importantes es llevar a cabo un buen estudio de mercado que nos permita saber cuál es la oferta en la zona y el perfil de nuestros potenciales clientes. Solo así podremos saber si el modelo de negocio que tenemos en mente es viable y podremos ir afinando y definiendo el proyecto sin descuidar ni un solo detalle.

 

 

¿Cuánto cuesta montar un Estudio de Pilates?

Obviamente, no podemos montar un Estudio de Pilates sin dinero. De hecho, para poner en marcha este tipo de negocios es necesario contar con una buena inversión inicial. Por eso, debes tener claro cuáles son los medios por los que obtendrás el dinero para realizar la inversión, si saldrá de tus propios ahorros o si necesitarás recurrir a otras vías de financiación para ponerlo en marcha.

Necesitarás al menos entre 10.000 y 20.000 euros para abrir tu Estudio de Pilates, siendo los principales gastos el alquiler del local, el equipamiento, la decoración, la legalización del negocio, la contratación de instructores, las tasas de impuestos y trámites al Ayuntamiento, gestores, abogados…

En algunas comunidades autónomas existen programas de ayuda al emprendedor, pero suelen ser bastante escasos. Los pocos programas que hay, normalmente, requieren de una serie de condiciones y requisitos muy concretos para acceder al crédito. Lo único que podemos conseguir con mayor facilidad son las bonificaciones de la cuota de autónomo, pero debes saber que no se aplica si te constituyes como S. L. En cualquier caso, no está de más informarse para saber si hay algún programa de ayudas que se haya lanzado recientemente y del que puedas beneficiarte.

¿Qué necesitas para montar un Estudio de Pilates?

Antes de abrir tu Estudio de Pilates al público, necesitarás buscar un local de unos 30 o 40 metros cuadrados, comprar los materiales y equipos necesarios, y planificar estrategias de marketing para dar a conocer tu negocio. Si cuentas con los recursos necesarios para ello, adelante.

Haz un estudio de mercado

A través de un estudio de mercado, podrás tener un conocimiento real del contexto en el que se mueve actualmente el sector wellness y de las necesidades que debes cubrir para convertirte en un referente en tu zona o en tu ciudad. Tus potenciales clientes pueden darte muy buenas ideas sobre lo que podrías ofrecer para marcar la diferencia con respecto a tus competidores. Pero también puedes conseguir esta información investigando directamente a tu competencia, conociendo cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Una vez que tengas claras cuáles son las necesidades de tus clientes y cómo son tus competidores, es hora de planificar tu idea de negocio. Por ejemplo, si tus potenciales clientes se queja de los horarios y de los grupos masificados de otros gimnasios de la zona, tu baza es crear un centro con horarios flexibles y grupos reducidos.

Elabora un plan de negocio

Es importante que anotes todas las ideas que se te van ocurriendo para que no se te olviden. No importa si al principio son algo inconexas, ya después le irás dando forma. Ten en cuenta que todas estas ideas serán la base sobre las que asentarás tu plan de negocio. Además, es imprescindible que contenga preguntas básicas: cómo, cuándo, por qué, para qué, para quién, etc. Y que describa de forma detallada el servicio que vas a ofrecer.

En tu plan de negocio no pueden faltar un resumen ejecutivo, tus objetivos, el valor añadido de tu centro, las características del mercado actual, las estrategias de marketing, el plan financiero y el plan de contingencia. Para hacer frente a problemas e imprevistos que puedan surgir en el futuro.

 

Trámites y papeleo

El tema del papeleo y los trámites que deben seguirse para abrir un Estudio de Pilates es quizás la tarea más engorrosa de todas. No obstante, depende mucho de la modalidad que vayamos a desarrollar. Por ejemplo, si decides constituirte como empresa, esto conlleva cierto papeleo, por lo que es recomendable contratar los servicios de un gestor que nos ayude a completar todos los trámites y evitar más de un quebradero de cabeza en el futuro, incluyendo el Alta en Hacienda y en la Seguridad Social.

Otro de los trámites que tendrás que realizar es la licencia de apertura, que depende de cada municipio. En algunos ayuntamientos se tramita en pocas semanas pero en otros puede tardar meses. Además, es importante que antes de solicitarla te informes bien sobre los requisitos que se deben cumplir para no llevarte sorpresas en el futuro. Por eso, es recomendable ir personalmente a hablar con los técnicos encargados de tramitar las licencias para conocer cuáles son los requerimientos, plazos y costes de la licencia.

Encuentra el local adecuado

Una de las mayores ventajas de montar un Estudio de Pilates es que, a diferencia de otros gym boutique, este tipo de locales no tienes por qué ser muy grandes. Con 30 o 40 metros cuadrados es suficiente para poder dar clases a un grupo reducido de 6 u 8 personas, lo que te permitirá poder atender al menos a 60 personas al día. No obstante, si planeas dar varias clases de forma simultánea en varias salas, probablemente necesites un espacio más amplio. Además, no estaría de más contar con una sala de espera, un vestuario, un salón de clases y un baño. Todo lo demás ya dependerá de tu proyecto y de tu presupuesto.

Pero no sólo es importante tener en cuenta el tamaño, sino también la ubicación del local. Y es que la ubicación puede ser un factor decisivo en el éxito o el fracaso de un negocio de este tipo. La visibilidad, la recurrencia de los potenciales clientes por la zona, las facilidades de acceso y la presencia excesiva de competencia son aspectos que debes tener muy en cuenta. Huye de aquellas zonas en las que la competencia es muy alta y la demanda es media-baja.

Compra el equipo necesario

No es necesario que gastes una gran suma de dinero en equipos y materiales para tus Estudio de Pilates, al menos al principio. Puedes empezar comprando cuatro equipamientos principales: Cadillac, Reformer, Step Chair y Ladder Barrel. Y recuerda no hacerlo antes de tener el local alquilado, ya que deberás saber cuál es el espacio del que dispones. Acondiciona los pisos con una moqueta o con pisos flotantes, pon un espejo en la parte frontal del salón, adquiere bandas elásticas para Pilates, colchonetas, pelotas de diferentes tamaños y un equipo de audio.

Si no tienes suficientes recursos para adquirir todo el equipamiento necesario, también tienes la opción de alquilarlo o pagarlo a plazos. Te recomendamos que no inviertas todos tus ahorros en este tipo de compras, ya que guardar parte del dinero nos será muy útil para el futuro, sobre todo en los primeros meses.

Contrata a los monitores

Antes de contratar a los instructores que impartirán las clases de Pilates en tu estudio, es muy importante que te asegures de que son profesionales cualificados y con experiencia en esta disciplina. Normalmente se necesita más de un instructor, ya que las clases se llevarán a cabo en horarios diferentes y en los gym boutique los grupos no suelen ser de más de 8 personas. Es importante que definas bien los horarios y que organices el día a día de cada monitor.

Diseña un plan de marketing

El sector del Pilates es un entorno altamente dinámico y competitivo, por lo que el marketing es fundamental para promocionar nuestro negocio y destacar por encima de la competencia si queremos abrirnos un hueco con éxito en el mercado.

Si cuentas con medios suficientes, lo más recomendable es contratar una agencia de marketing especializada en gimnasios boutiques, como Solicom. Nuestro equipo analizará tu proyecto de manera personalizada para ofrecerte las mejores soluciones de marketing para arrancar tu negocio y fidelizar a tus clientes. De manera que tú solamente tengas que preocuparte de lo más importante, que es gestionar tu negocio, mejorar tu servicio y ofrecer la mejor experiencia posible a tus clientes.

No obstante, si no cuentas con mucho presupuesto al principio, puedes empezar abriendo un perfil de tu negocio en redes sociales como Instagram o Facebook, crear una página web y poner en marcha estrategias de posicionamiento SEO para escalar puestos en los resultados de búsqueda de Google.

Organiza una inauguración

Organizar una inauguración es una buena forma de dar a conocer tu negocio. De esta forma, tus potenciales clientes podrán ver tus instalaciones e informarse sobre el tipo de entrenamiento que ofreces. Reparte flyers por el barrio y anúncialo en las redes sociales para atraer a la mayor cantidad de personas posible. Además, puedes ofrecer una clase gratuita como cebo para aquellos que asistan a la inauguración.