+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

El imparable crecimiento de los gimnasios boutique es la tendencia más actual en el sector del fitness. Solamente en Estados Unidos, 4 de cada 10 socios de centros deportivos son socios de un gym boutique. También conocidos como estudios de fitness, este tipo de clubs tienen por objetivo ofrecer experiencias especializadas de alto valor a sus clientes. Su éxito radica en enfocar sus esfuerzos en destacar la excelencia en unos pocos servicios en lugar de ofrecer muchos al mismo tiempo.

Muchas personas creen que los centros boutique siempre se corresponden con espacios pequeños, pero lo cierto es que sólo el 10% de los factores de crecimiento de este tipo de clubs tiene que ver con el tamaño. De hecho, cualquier gimnasio, independientemente de su tamaño puede aprender y aprovechar esta tendencia con sólo ofrecer actividades especializadas y una experiencia positiva y diferentes a sus socios.

El gran éxito experimentado por los gimnasios boutique en los últimos años no hace sino demostrar el valor que los usuarios dan al sector del fitness. Este tipo de centros evidencian que, cuando se ofrece una experiencia impactante, los usuarios están dispuestos a pagar incluso más por ella. En un mundo dominado por la homogeneidad competitiva, donde los negocios se copian unos a otros, los centros boutique han supuesto un recordatorio de la necesidad de ser diferentes y de mantener la especialización.

Por eso, no es extraño que los gym boutique generen alrededor de 2.200 millones de euros en ingresos cada mes en todo el mundo, frente a los 1340 millones de euros de los centros deportivos tradicionales. Lo que quiere decir que generan un 61% más de ingresos por suscripción que los clubs convencionales. Datos recogidos en un informe llevado a cabo por IHRSA, llamado Health Club Consumer Report 2015.

Pero además, hay otros factores que han favorecido la consolidación del sector, como el creciente interés por la salud y el bienestar personal, el incremento de personas activas de edad avanzadas, el aumento del poder adquisitivo de las mujeres y la emergente visión del fitness del milenio han sido importantes fuerzas impulsoras de nuestro crecimiento futuro.

Situación actual del mundo de fitness

En la actualidad, el fitness conforman un sector completamente maduro en los mercados más desarrollados. Y en este contexto, los gym boutique se ajustan perfectamente al presupuesto y a las necesidades de los consumidores. El problema es que el número de socios de centros deportivos a nivel global no ha logrado un aumento significativo, por lo que ahora hay más clubs compitiendo por el mismo número de clientes.

Los mayores perjudicados dentro de este contexto han sido los clubs independientes de nivel medio, que han sufrido un duro golpe con la aparición de los clubs y estudios de fitness Low cost, experimentando un gran éxodo de socios que han abandonado el club para elegir una opción más acorde con sus necesidades y preferencias. En vez de apuntarse a un gimnasio y pagar un paquete completo con una gran variedad de servicios por 40 euros de cuota mensual, muchos se han decantado por gimnasios low cost con cuotas de entre 10 y 20 euros, o por gimnasios boutique.

No cabe duda de que los gimnasios low cost continuarán creciendo, sobre todo gracias a las boutiques. Los socios están dispuestos a crear su propio paquete de entrenamiento básico combinado con suscripciones a centros especializados como los boutique. Por su parte, los gimnasios de nivel medios también seguirán creciendo, pero es importante que sepan adaptar su modelo de tarifas para poder competir con los gimnasios low cost, así como ofrecer esas experiencias distintas que los usuarios buscan en los boutique.

Los usuarios cada vez están más interesados en disfrutar de experiencias personalizadas y diferentes profundamente relevantes para ellos, estando dispuestos a pagar incluso más por ello. Algo que sucede en todos los clubs sin importar el tamaño.

La mayor parte de los consumidores actuales tienen una vida sobreestimulada y necesitan escapar de un mundo permanentemente conectado. Por eso, no es extraño que elijan gimnasios boutique exclusivos con el objetivo de conseguir esa desconexión.

Pero además, en los últimos años el poder adquisitivo de las mujeres ha ido en aumento y han apostado por marcas de renombre que les proporcionen experiencias comunitarias. En los gym boutique, la marca puede incluir la propia boutique y el servicio de entrenador personal.

Por último, hay que destacar que los usuarios buscan cada vez más experiencias de fitness mejoradas a nivel digital, como el seguimiento básico de la actividad, la estrecha interacción con las redes sociales y el asesoramiento a distancia. Las empresas digitales continúan invirtiendo masivamente en tecnología de fitness, centrándose especialmente en la ampliación de los modelos de negocio que ya existen.

El papel de los Millenials en el crecimiento de los gimnasios boutique

Los Millenials buscan variedad, singularidad y aventura más que cualquier otra generación precedente. Para ellos, los centros boutique les proporcionan disciplinas altamente especializadas que además de hacerles vivir nuevas experiencias, les divierten. Hay que tener en cuenta que las tendencias nuevas calan primero entre las generaciones jóvenes y después van siendo adoptadas por los usuarios de mayor edad como un efecto cascada.

Los jóvenes del milenio han jugado un papel muy destacado en el crecimiento de los gym boutique, representando entre el 32% y el 48% de los socios de este tipo de centros en Estados Unidos. Porcentaje que varía en función del tipo de boutique. En cambio, los mayores de 55 años solamente representan un 13% de los socios de este tipo de centros en el mejor de los casos. Pero, ¿por qué los gym botique encajan tan bien con los Millenials? ¿Qué es lo que busca esta generación?

  • Singularidad y emoción: los Millenials consideran que el deporte debe ser algo divertido y distinto. Y, aunque siguen usando elípticas y cintas de correr para sus entrenamientos básicos, buscan experiencias únicas y emocionantes que les motiven.

 

  • Inspiración: los gimnasios boutique ofrecen a los usuarios una experiencia de motivación clave para conseguir sentirse bien tanto a nivel físico como en otros ámbitos de la vida.

 

  • Ambiente familiar: los Millenials no se conforman con el que el recepcionista sea educado, sino que quieren que les conozca de verdad y que se preocupe por ellos. Algo que resulta clave en el mundo del fitness a nivel global, pero que los boutique han sabido explotar como nadie.

 

  • Pertenencia a una comunidad: en un mundo cada vez menos social donde, irónicamente, las redes sociales tienen tanto peso, los Millenials poseen un profundo sentido de la conexión y un potente sentido de la pertenencia. Algo que los gym boutique han sabido aprovechar muy bien, reuniendo a mucha gente con ideas parecidas en un mismo lugar.

 

  • Naturalidad y transparencia: las boutiques no necesitan afiliación, solamente la información sobre el centro y una tabla de precios iniciales. La mayor parte de este compromiso procede de una app móvil, lo que a los Millenials les resulta muy atractivo.

 

  • Individualismo: los centros boutique encajan muy bien con la forma de pensar y la identidad de los Millenials porque el sector ofrece multitud de marcas y actividades para elegir en función de su forma de ser y de sus preferencias. Siendo este el principal motor impulsor de la fragmentación de las ofertas de estos gimnasios.

 

¿Cuáles son los factores del éxito de los gym boutique?

Como decíamos al principio, el tamaño no es un factor determinante en el éxito de los gimnasios boutique. Esto quiere decir que cualquier gimnasios tradicional puede adaptarse a esta nueva tendencia y rentabilizar la experiencia convirtiéndose en un estudio especializado en alguna actividad concreta. A continuación te explicamos cuáles son los ingredientes necesarios para lograr el éxito.

Especialización

Los gimnasios boutique destacan por contar con un conjunto reducido de servicios. Algo que hacen de forma intencionada y que, con frecuencia,  se basa en un tipo de entrenamiento para un perfil concreto de socio. El objetivo es intentar convertirse en los mejores de su categoría, lo que les permite dirigirse a un público con una base geográfica más amplia que vaya más allá del propio barrio.

Ideología de comunidad

Los gimnasios boutique centran sus esfuerzos en un grupo de personas con ideas parecidas, aportándoles un propósito y dándole un significado superior al entrenamiento, lo que crea una estrecha conexión entre sus clientes. Para ello, organizan eventos y recurren a tradiciones y rituales que generan una mayor motivación para preparar a sus socios, ponerlos en marcha y celebrarlos juntos.

Alto nivel de asesoramiento

Los socios ven a los profesores como parte de su rutina diaria de entrenamiento, apreciando mucho la supervisión atenta y vigilante de los mismos, ya que esto les ayuda a lograr sus metas. En comparación con los gimnasios de toda la vida, los centros boutique cumplen esta promesa de manera constante y uniforme. Pero además, gracias a un entrenador visible y a un contenido auténtico de producción interna, los clientes perciben sus entrenamientos como una experiencia realmente artesanal. Por esta razón, el alto grado de asesoramiento de los boutique es clave dentro de este modelo. Además, los socios también perciben la pasión del entrenador, lo que suele resultar bastante contagioso.

Contar con instructores que tengan sentido de la autonomía y pertenencia es fundamental para este modelo. Por eso, es habitual que los gym boutique inviertan más en personal que en tecnología. Porque saben que esto mejor la eficiencia operativa.

Comodidad

Los gimnasios boutique suelen estar situados en las cercanías de los lugares de trabajo y domicilios de los clientes. Muchos gimnasios disponen de un conjunto limitado de programas que se ofrecen de manera repetida a lo largo del día, lo que proporciona una mayor comodidad porque permite a los usuarios disfrutar de la actividad en el horario que más les convenga.

Experiencias divertidas e intuitivas

Los gym boutique crean experiencias participativas donde todos los socios tienen que presentarse y seguir al monitor, a veces con varias fases, competiciones y objetivos. Un método que resulta muy divertido e intuitivo para los usuarios. Pero además estos centros suelen responder a las tendencias del sector de manera mucho más rápida que los gimnasios tradicionales, por lo que su nivel de riesgo es mucho menor. Cuando algo no funciona, actúan rápidamente, por lo que el impacto sobre el negocio es mínimo.

Precios competitivos

A diferencia de los centros deportivos convencionales, la mayor parte de los gimnasios boutique publican los precios en sus páginas web, contando con tarifas para personas que no son socios y no tienen cuotas ocultas. Centrándose únicamente en ganar dinero por cada clase o experiencia de entrenamiento que proporcionan.