En un momento en el que el mundo online está ganando la partida por goleada, cada vez resulta más importante migrar negocios al plano digital para adaptarlo a las necesidades del mercado para llegar a nuestro público objetivo y conectar con ellos. Lo cual puede extrapolarse a todos los negocios sin excepción, incluso a aquellos que tradicionalmente hemos considerado como físicos, como es el caso de los gimnasios y centros deportivos, que se han convertido en gimnasios inteligentes.

Seguramente ahora mismo te estés preguntando de qué manera un gimnasio puede subirse al carro de lo digital. Pues bien, puede hacerlo a través de nuevos gadgets, aplicaciones y dispositivos de entrenamiento instalados en las máquinas y conectaralas entre sí mediante un programa informático concreto, de modo que cada cliente pueda continuar con su plan de entrenamiento personal desde donde lo había dejado, sincronizando estos datos de manera automática y en tiempo real para que el proceso de entrenamiento y el seguimiento se muestran en la pantalla de la máquina en cuestión.

Lo cual no debe confundirse con la posibilidad que ofrecen algunos gimnasios de introducir los datos de edad, altura, peso y sexo para que nos muestres las calorías quemadas conforme va avanzando el ejercicio en base a nuestro peso y altura. Esto no tiene nada que ver con el concepto de gimnasio inteligente. En los gimnasios inteligentes, a esta funcionalidad le añadiríamos la opción de mostrar el progreso real en un periodo determinado y en base a varias máquinas diferentes al mismo tiempo. Algo así como un entrenador personal y virtual que nos indica la evolución de todo el proceso, no solamente de un día y de una máquina, sino de un periodo de tiempo concreto.

Pero además, en la era digital los clientes demandan unos servicios más completos y personalizados, conectados de algún modo a sus dispositivos electrónicos. Gracias a los gimnasios inteligentes cualquier persona puede tener acceso a diferentes aplicaciones para hacer ejercicio desde su teléfono móvil. Con lo cual, en algunos casos ni siquiera es necesario acudir a un centro deportivo para entrenarse.

Así pues, los centros deportivos necesitan apostar por la tecnología y por la innovación para enfrentarse a los gadgets, aplicaciones y dispositivos de entrenamiento. En este sentido, el experto en soluciones de fitness conectado basado en equipos de fuerza de alta tecnología, eGym, ha logrado que más de 60 gimnasios ya se hayan convertido en gimnasios inteligentes. Un concepto que gira en torno a un conjunto de máquinas de fuerzas electrónicas y conectadas que integran el software de entrenamiento, ofreciendo planes de entrenamiento personal que se sincronizan en cada máquina al instante y de manera automática cuando la persona la esté usando.

Además, eGym cuenta con una aplicación para smartphones que proporciona espacios de datos al cliente sobre su evolución, su estado físico en cada momento, sus zonas de mejora y conexión permanente con el monitor. Se trata de eGym Trainer App, que además proporciona a los gimnasios y a los entrenadores información completa sobre el estado de los usuarios y su progresión, pudiendo así ofrecer ayuda a los clientes para enfocar los programas de entrenamiento en base a las necesidades.

Así pues, el gimnasio inteligente es un modelo de gimnasio que, además de resultar muy cómodo para los socios, ofrecen la posibilidad de disfrutar de entrenamiento diseñados de manera personalizada para el cliente, de modo que pueda realizarlos de forma independiente al ritmo que desee. Contando además con servicios online, como  transferencia de centro o inscripción.

Un gimnasio práctico, completo y accesible que con la última tecnología del fitness al alcance de tus clientes que les haga la vida más fácil, sin restricciones de horario, con muchos aparatos de buena calidad y con una excelentes relación calidad precio. Que permita a los usuarios, que actualmente se encuentran sometidos a un ritmo de vida muy agitado, aprovechar al máximo su tiempo pero sin descuidar por ello sus objetivos. Con lo cual, el gimnasio inteligente se convierte en un gran aliado.

 

 

Caso de éxito: Smartfit

Un ejemplo de gimnasio inteligente es Smartfit, que llegó a México en el años 2011 y que fue creado con el objetivo de ofrecer entrenamientos de calidad a todos los socios. Como sabía que no contaba con la capacidad de ofrecer los servicios de un entrenador personal a cada cliente, sustituyó esta necesidad por entrenamientos virtuales que aparecían en la pantalla de la máquina y dirigía la actividad de cada persona.

Teniendo en cuenta las necesidades de sus clientes y el ajetreado ritmo de vida de los mismos, sabía que no siempre sería posible que disfrutaran de un entrenador personal cuando acudieran a entrenar por mucho que quisieran. Pero además, para el propio socio, contratar un entrenador personal sería poco óptimo si no podían acudir siempre a las citas.  Por eso, Smartfit tuvo la idea de ofrecer a sus clientes la opción de aprovechar más su tiempo como consideraran a través de entrenamiento virtuales.

Pero además, la sencillez y la inteligencia que ofrecen los gimnasios SmartFit es que en un mismo lugar los socios pueden disfrutar de acceso a cabina de bronceado y colágeno, que tienen múltiples beneficios para el cuerpo y que ayudan a mejorar su aspecto y belleza. Proporcionando la posibilidad de disfrutar de momento de relajación después de la rutina de ejercicio con sillones de masaje. Lo que hace que la experiencia sea más agradable y amena.

Por otro lado, cabe destacar que las inscripciones y pagos son online, los usuarios pueden inscribirse en cuestión de minutos, escoger el plan que más se ajuste a sus necesidades y convertirse en socios de manera instantánea. Una vez inscritos, los clientes pueden disfrutar de cualquiera de sus sedes en otros lugares del mundo cuando viajen y a cualquier hora que estén abiertos.

Hoy, Smartfit se ha convertido en una gran cadena de centros deportivos que cuenta con más de un centenar de gimnasios repartidos por todo México y con más de 400 distribuidos por otros países de América Latina como Colombia, Brasil, Perú, Chile, Ecuador o República Dominicana. Siendo actualmente la cadena más grande de gimnasios de toda Latinoamérica.

 

¿Cómo hacer tu gimnasio inteligente?

Como venimos comentando, las aplicaciones y sistemas de gestión están evolucionando en el sector del fitness, dando lugar a una impresionante transformación en la manera de comprender el entorno de un centro deportivo. Pero la digitalización no es únicamente un concepto, sino también una actitud. Tener presencia en las redes sociales, contar con una web y publicar contenido en nuestro blog de manera habitual es un paso más de este proceso en el que los centros deportivos se encuentran inmersos para llegar a ser gimnasios inteligentes.

A continuación te damos algunos consejos que te resultarán muy útiles para convertir la tecnología en una oportunidad para tus instalaciones y posicionarte en el mercado como un gimnasio inteligente.

  1. Valora en qué situación se encuentra tu gimnasio

Desarrolla un plan de acción, identifica cuáles son los recursos con los que cuentas y fija unos objetivos realistas que puedas cumplir y medir para poner en marcha el proceso de digitalización de tu gimnasio. La idea es que puedas determinar cuáles son las herramientas y acciones que necesitas para cumplirlos.

  1. Convierte a tus empleados y a tus socios en embajadores de tu marca

Puedes crear una comunidad online en la que los empleados de tu gimnasio compartan contenidos sobre tu centro deportivo relacionados con la actividad diaria del gimnasio, con noticias de actualidad sobre el sector o eventos deportivos que se organicen en la ciudad o cerca de la misma. Además, a través de ella se podrán compartir opiniones, imágenes y vídeos. Recuerda que, en la actualidad, las valoraciones positivas son un arma de gran valor para captar nuevos clientes.

  1. Utiliza un software de gestión deportiva

Usa una herramienta de gestión para tu gimnasio que te permita fidelizar a tus socios y captar nuevos clientes. Se trata de automatizar ciertas tareas para premiar a tus clientes por la realización de determinadas tareas dentro del centro, como lograr un objetivo, superar un reto o, sencillamente, acudir al gimnasio. Dentro de este software, los entrenadores y los clientes tendrán su propio perfil y podrán conocer las ofertas, horarios y eventos del centro e intercambiar información tanto de manera privada como pública. Además, el gerente podrá ver los resultados y el éxito de las acciones que tengan lugar en el software.

  1. Da a tus clientes la opción de medir sus resultados

Algunas máquinas de gimnasio ofrecen la posibilidad de introducir los datos durante el ejercicio para que el cliente pueda obtener datos sobre sus estadísticas y su progresión. Pero lo ideal sería demostrar a tus clientes que sus progresos son reales y que puedan verlos. En este sentido, existen herramientas tecnológicas como Styku, el escáner corporal 3D que captura las medidas reales de los usuarios para proporcionarles un asesoramiento más eprsopnalizado en base a sus necesidades, objetivos, déficit calórico y pérdida de grasa. Contar con este tipo de servicios puede ser determinante a la hora de fidelizar y retener a tus socios, reduciendo así las tasa de abandonos.

  1. Mantente al día de los últimos avances tecnológicos

Poner en marcha el concepto de gimnasio inteligente también implica mantenerse al tanto de los últimos avances tecnológicos y tendencias para poder aplicarlos en tu centro deportivo y mejorar la experiencia de tus clientes.  Las ferias, cursos y congresos con una excelente forma de  estar actualizado. Además, ofrecer formación gratuita para tus trabajadores hará que puedan proporcionar un mejor servicio a tus socios y que estos estén satisfechos.