+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

El sector del fitness en nuestro país se encuentra en constante cambio, adaptación y transformación. Y es que lo que ayer era la verdad imperante y dominante hoy es un completo error. Por eso, las instalaciones y actividades colectivas de los centros deportivos van cambiando al ritmo que lo hacen otras materias como la ciencia o la salud.

Pero además, los gimnasios no solamente cambian su parrilla de actividades o sus equipos, sino también su modelo de negocio. Si en el año 2007, con el inicio de la crisis, los gimnasios low cost fueron el “boom” del momento, ahora lo que la tendencia es el gimnasio boutique. Un centro deportivo más personalizado que los gimnasios convencionales que por lo general cuenta con menos metros cuadrados y menos maquinaria de fuerza y cardiovascular, pero que implementa materiales funcionales de todo tipo, concepto de autocargas, actividades colectivas no masificadas, un servicio de alta calidad técnica con entrenadores personales, un trato personalizado hasta límites inimaginables y que marcan la diferencia no por lo que tienen, sino por la manera en la que usan lo que tienen. Con el añadido de que necesitan un número mucho menor de socios que los gimnasios tradicionales para ser rentables.

Dentro de este marco han surgido modelos tan variados y variopintos como los Estudios de Pilates o los Boxes de Crossfit que, aunque no tienen nada que ver entre ellos en lo que respecta a su esencia, ambos se apoyan en estas premisas para ofrecer ventajas diferenciales y competitivas a sus socios. Se especializan en un perfil de público concreto y adaptan todo su mensaje a este tipo de perfil. Porque conocen muy bien el potencial que tiene la capacidad de adaptación en el diseño del local para aportar un plus a su modelo de negocio.

Eso sí, no todo son ventajas. Y es que los gimnasios boutique también presentan sus inconvenientes. Dependen excesivamente del profesorado, lo que conlleva un gran gasto en salarios; su capacidad financiera es insignificante comparado con los grandes centros deportivos; necesitan negociar bien las condiciones del local y evitar las remodelaciones para garantizar que el modelo de negocio sea viable; pueden desembocar en una gran cargar de trabajo para el dueño; y deben cuidar mucho la evolución del modelo para no quemarlo ni terminar muriendo de éxito.

Aun así, parece que las ventajas superan con creces a las desventajas, ya que los gimnasios boutique han experimentado una gran expansión en los últimos tiempos. Y es que su capacidad de cercanía y de permeabilizar el barrio en el que se instalan gracias a las jornadas de puertas abiertas y al street marketing conlleva un posicionamiento diferente en el mercado. Si a esto le sumamos que  el equilibrio óptimo entre los conocimientos de los profesionales y la calidad del equipamiento técnico, llegamos a la conclusión de que son un modelo de negocio altamente rentable cuyos gastos vienen determinados por la consecución de resultados a lo largo del tiempo y por su capacidad para generar sentimientos de pertenencia entre sus socios. En definitiva, saben adaptarse a las necesidades del cliente y cuando lo hacen, el usuario está dispuesto a pagar más.

¿Cuáles son las características de los gimnasios boutique?

  • Aplicación del concepto de retail en el diseño exterior del centro, alejándose de la clásica apariencia de gimnasio.
  • Suelen tener un tamaño de entre 150 y 500 metros cuadrados. Muchas veces incluso se encuentran dentro de otras instalaciones deportivas, a modo de “corners”. Esto significa que la inversión no es muy grande y que cuentan con mayores facilidades para encontrar locales y ubicarse cerca de centros de trabajo o en barrios residenciales.
  • Se basan en la especialización de una única actividad o unas pocas. Un tipo de entrenamiento que destaca por su efectividad y es precisamente esta una de las características que los hacen tan atractivos. Además, las clases suelen darse en grupos reducidos y muchas veces vienen ya definidas desde la dirección, lo que asegura un óptimo rendimiento de la sesión y que el entrenador pueda centrarse más en la motivación y en el seguimiento de los socios.
  • Gran atención a los detalles del gimnasio para infundirle personalidad propia. Un buen ejemplo de ello son los vestuarios, donde los socios no solamente pueden ducharse y guardar sus cosas, sino también disponer de secador, plancha para el pelo, bastoncillos para los oídos, champú, gel o desodorante.
  • Servicio completamente personalizado. El uso de distintos parámetros como el peso, el sexo o la edad permiten a los gimnasios boutique adaptar, personalizar y ofrecer a sus socios permanentemente lo que necesitan. Con entrenadores personales que ajustan las sesiones a los objetivos de los clientes y que los conocen por su nombre, lo que hace que la interacción sea mucho más cercana.
  • Completo acompañamiento del cliente durante toda la estancia en el centro, para lo cual se lleva a cabo una esmerada gestión de puntos de contacto con los socios.
  • Aplicación de la tecnología. Algunos gimnasios boutique proporcionan un pulsómetro a sus socios en los que se introducen sus parámetros personales, de manera que el usuario puede observar su frecuencia cardíaca y el porcentaje de su umbral máximo de esfuerzo en todo momento en las pantallas para saber cuál es el gasto de calorías que ha realizado durante la sesión. Además, algunos cuentan también con una aplicación móvil o una web en la que es posible reservar las sesiones con antelación, lo que además de facilitar las cosas al usuarios, permite al entrenador saber cuál es el número de personas que participarán en la clase y su nombre.
  • Gran equilibrio sensorial. Este tipo de gimnasios llevan a cabo una singular combinación entre la luz y la oscuridad para crear ambiente con personalidad en el centro. Jugando con el cromatismo lumínico y con la música en ciertos momentos de la sesión  para generar auténticos estímulos sensoriales para sus socios. Y, al final del ejercicio, una toallita fresca aromatizada recién salida de la nevera, lo que supone un verdadero regalo para los sentidos, siendo considerado por el cerebro como una recompensa.

¿Por qué tienen tanto éxito los gimnasios boutique?

Es la forma de consumir y de entender el mercado de las generaciones más jóvenes, especialmente de la generación millenial, lo que ha impulsado la incorporación de estas nuevas áreas de entrenamiento singulares en los clubs más tradicionales. Centros deportivos que antes ofrecían los servicios de siempre ahora, por ejemplo, han creado distintas zonas boutique para fidelizar a los socios y evitar la altísima tasa de rotación que se ha convertido en uno de los mayores problemas para la rentabilidad de los gimnasios.

El actual contexto en el que se mueve el sector del fitness, donde las similitudes entre los distintos centros deportivos se han ido acentuando cada vez más, muchos gimnasios han evolucionado para demostrar que no por ofrecer más servicios a un público más amplio se consigue una mayor rentabilidad. Las cosas han cambiado y ahora el sector está empezando a considerar que cubrir todos los aspectos no es tan importante como la especialización, la digitalización y la personalización. Tres aspectos que están empezando a marcar el camino de una industria en la que marcar la diferencia es la única garantía de supervivencia de cara al futuro.

Así pues, la pregunta que los centros deportivos deben hacerse para lograrlo es: “¿Qué puedo ofrecer que no tienen mis competidores?”. Es aquí donde los gimnasios boutique adquieren todo su sentido. Espacios exclusivos más parecidos a un club que a un gimnasio tradicional que cuentan con máquinas fitness más versátiles o funcionales donde un grupo reducido de personas realiza un entrenamiento concreto. Pequeños centros con clases dirigidas por expertos que basan las sesiones en la eficiencia y en la individualización para que cada socio pueda conseguir con mayor facilidad y en menos tiempo los objetivos deseados.

¿Cómo crear un gimnasio boutique?

Tanto si eres entrenador y quieres montar tu propio gimnasio como si quieres darle un lavado de cara a tu centro para adaptarte a los nuevos tiempos, puedes sumarte fácilmente a la tendencia de los gimnasios boutique.

1. Elige una disciplina: algunas de las especialidades en las que puedes centrarte para elegir las máquinas para tu centro  son el entrenamiento funcional, el entrenamiento con peso corporal, el HIT o el ciclo indoor.

2. Apuesta por una fórmula de trabajo innovadora: crea rutinas de entrenamiento dinámicas y distintas que sorprendan a tus clientes y que contribuyan a alcanzar sus objetivos.

3. Ofrece una experiencia positiva a tus socios: céntrate en las metas que tienen los socios de tu centro y que les han impulsado a matricularse y piensa si las etapas que has establecido son la forma más adecuada para cumplirlas.

4. No dejes de innovar: es esencial que sepas elegir tu propio camino y que no copies o imites otros modelos de la competencia, ya que esto no te hará ganar socios y no tendrán motivos de peso para quedarse en cuanto otro centro les ofrezca mayores ventajas. Para triunfar como gimnasio boutique la clave está en prestar atención a las tendencias en fitness y en saber adaptar aquellas que consideres que pueden tener éxito y que nadie más tiene. Eso sí, recuerda que deben adaptarse perfectamente a las características y al público de tu centro.

5. Contrata a los profesionales adecuados: uno de los pilares fundamentales de los gimnasios boutique es su plantilla de profesionales. Por eso, es de vital importancia que sepas elegir a entrenadores que posean la capacidad necesaria para adaptarse a cualquier situación, que disfruten con las sesiones y que sepan transmitir a los clientes los ejercicios a realizar de una manera empática y didáctica.

Si estás pensando en montar un gimnasio boutique o en renovar el centro deportivo que ya tienes, recuerda que por muy bien servicio que ofrezcas, necesitarás promoción y, probablemente, servicios de consultoría para encontrar soluciones óptimas y formación constante para tu plantilla. Solicom, agencia de marketing especializada en marketing online para gimnasios te ofrece todo esto. Contamos con un gran equipo de profesionales con muchos años de experiencia que estarán encantados de estudiar tu caso de manera personalizada para ofrecerte las mejores soluciones y estrategias para conseguir que tu negocio crezca y sea lo más rentable posible. ¡Déjalo todo en manos de profesionales para que tú solamente tengas que preocuparte de lo realmente importante, que es la gestión y la innovación de tu centro deportivo!