+34 91 816 02 38 [email protected]

Google Ads es una herramienta de Google que nos permite crear campañas de publicidad en el propio motor de búsqueda para promocionar nuestra página web y atraer potenciales clientes que se reviertan en mayores ingresos. La idea es que nuestras keywords, aquellas por las que creemos que nos buscará nuestro público objetivo, ganen visibilidad tanto para el propio usuario como para Google. Que cuando el usuario haga una búsqueda, nuestro anuncio aparezca en la parte de arriba de los resultados, dirigiéndolo a nuestra landing page después de pinchar en él.

¿Quieres saber cómo crear tu primera campaña de Google Ads? A continuación te traemos una pequeña guía con consejos para hacerlo paso a paso y de manera sencilla.

Crea una cuenta en Google Ads

Lo primero que debes hacer es abrir una cuenta en Google Ads. Después, podrás empezar a crear tu campaña siguiendo las indicaciones que te irá dando el propio sistema. Ponle un nombre a la campaña y decide dónde quieres dirigir tus anuncios. Luego, define el presupuesto máximo que quieres invertir al día. Ten en cuenta que tendrás que pujar por las keywords que creas que son fundamentales para que los usuarios te encuentren.

Ahora, es el momento de crear los anuncios para la campaña. Piensa en un título atractivo y que llame la atención de tus potenciales clientes. En la descripción debes incluir una o dos línea sobre tu producto o servicio, incluyendo call to action y variantes o sinónimos de las palabras clave que hayas elegido. Además, deberás escoger las keywords que el sistema te sugiera o las que crees que utilizará tu público objetivo para encontrar tu producto o servicio. Ya solamente queda lanzarla y esperar.

Concordancia de palabras clave

La concordancia de keywords son las normas que aplicamos a nuestros anuncios para que se comporten de una forma u otra cuando los usuarios realicen sus consultas en el motor de búsqueda. Existen cuatro tipos de concordancia:

Concordancia exacta

Se utiliza encerrando las keywords entre corchetes, lo que hace que nuestros anuncios solamente aparezcan cuando  la búsqueda coincida exactamente con la palabra clave exacta. No obstante, pueden incluirse singulares, plurales y pequeños errores.

Concordancia amplia:

Cuando las keywords no incluyen ni comillas ni corchetes ni el signo “+”. Su objetivo es buscar plurales, sinónimos, cambios de género y todas las búsquedas relacionadas y palabras importantes con nuestras keywords.

Concordancia amplia modificada

Se utiliza poniendo el signo “+” delante de la keyword. Busca plurales, búsquedas relacionadas, cambios de género y otras palabras importantes en cualquier orden. Recomendable para contar con un enfoque de keywords a medio plazo.

Concordancia de frase

Encerrando las keywords entre comillas dobles. De esta forma, los anuncios solamente aparecen cuando la búsqueda contenga la misma frase o pequeñas variaciones, pudiendo contener el texto detrás  delante.

Indicadores de rendimiento que debemos tener en cuenta

Cuando llevamos a cabo análisis de nuestras campañas de Google Ads para mejorar los resultados de nuestros anuncios, hay ciertos conceptos que tienes que conocer:

  • Clics: la cantidad de clics que han recibido tus anuncios.
  • Impresiones: la cantidad de veces que tu anuncio ha sido mostrado en los resultados de búsqueda.
  • CTR: es la proporción entre el número de clics y el total de impresiones, lo que mide la eficacia de la campaña.
  • CPC: es el precio que pagamos por clic.
  • Coste: es el presupuesto íntegro de la campaña, que equivale a la suma del coste de todos los clics.
  • Posición media: es la posición media que ha logrado nuestro anuncio en comparación con los de la competencia.
  • Conversiones: es la cantidad de usuarios que han comprado o nos han facilitado sus datos a través del formulario en proporción a la cantidad de clics. El porcentaje se obtiene después de dividir las conversiones entre los clics.
  • Coste/Conversión: es la cantidad de dinero que hemos tenido que invertir para lograr una conversión. Se obtiene dividiendo el presupuesto total entre las conversiones que hemos conseguido.