+34 91 816 02 38 [email protected] Español English Deutsch

¿Serías capaz de sintetizar en una sola página el modelo de tu negocio? Esto es precisamente lo que hace el modelo Canvas. Si aún no estás seguro de lo que hablamos o de cómo hacerlo correctamente, sigue leyendo.

modelo canvas marketing

El modelo Canvas, también conocido como lienzo del modelo de negocio, es una herramienta para analizar y crear modelos de negocio de manera simplificada. Reflejando los puntos fuertes y los puntos débiles de un negocio en un golpe de vista. Muy útil para pasar de idea a proyecto y reflejar una idea en un modelo empresarial. Pero también para empresas ya establecidas, ya que se trata de un modelo vivo que va modificándose en función del desarrollo de nuestro proyecto y a medida que van surgiendo nuevas ideas.

Creado y explicado por el doctor Alexander Osterwalder en su libro “Generación de modelos de negocio” (2010), este modelo queda enmarcado en la metodología learn-startup, que se basa en encontrar y fomentar nuevas maneras de crear, aportar y captar valor para el cliente a través del aprendizaje validado. Siendo su principal objetivo el de servir para montar negocios viables, tanto desde el punto de vista económico como de crecimiento.

Aunque anteriormente ya había personas trabajando en conceptos parecidos, se trata de una herramienta nueva que busca ser una guía para revolucionarios, visionarios y retadores que no se conforman con los anticuados modelos de negocio y quieren diseñar las empresas del futuro, ágiles y volcadas en el conocimiento del cliente.

¿Para qué sirve el modelo Canvas?

El modelo Canvas está pensado para que los integrantes de la empresa puedan abrir un debate sobre el modelo de negocio que mejor se ajusta al proyecto y cómo lo van a lograr. Pero también es una forma muy eficaz para llamar la atención de inversores con un plan de acción bien estructurado o para que todos los miembros del equipo conozca de manera efectiva cuál es la situación real en la que nos encontramos y cuáles son las acciones que les corresponde poner en marcha.

La comunicación debe ser fluida, por lo que el cuadro está diseñado para que los participantes lo llenen de notas, pudiendo eliminar, cambiar o volver a añadir elementos. Pero si consideras que ir pegando papelitos en un tablón está muy anticuado, siempre puedes usar la aplicación Miro para tener tu modelo Canvas en la nube. Y si sois varios en el equipo, podéis editarlo desde vuestra casa, sin necesidad de estar en mismo lugar físicamente.

Presentado dentro del mundo empresarial como la oportunidad de crear un método más rentable y sostenible, el modelo Canvas es perfecto para establecer las bases de un proyecto y tener siempre presentes los principales aspectos del negocio con vista a hacerlo escalable y conseguir mejores resultados. Convirtiéndose de esta forma en un eslabón clave dentro del proceso de crecimiento corporativo.

¿Cuáles son las ventajas del modelo Canvas?

El modelo Canvas se ha convertido en una de las herramientas  más populares entre los empresarios y emprendedores en todo el planeta. Principalmente porque permite plasmar en una única página de manera gráfica el modelo de negocio, recogiendo toda la información importante a modo de síntesis y, al mismo tiempo, ofreciendo una visión integradora de todo el conjunto. Sin duda, la mejor forma de identificar qué áreas son más importantes para una empresa y qué debe considerar para obtener ingresos.

  • Es una herramienta muy práctica que permite realizar todos los cambios que queramos conforme vayamos avanzando en nuestro análisis y probando las hipótesis más arriesgadas que comprometen la rentabilidad de nuestro negocio.
  • Nos permite trabajar en equipo, con la participación de varios miembros del proyecto de forma simultánea. Solamente tenemos que colgar el lienzo en la pared  y hacer que esté visible para todos. Aparta las mesas y trabaja en grupo de una forma muy interactiva y dinámica.
  • Se trata de un modelo muy sencillo, intuitivo e, incluso, divertido.  Y es que podemos imprimirlo en tamaño XL y trabajar con post-its y rotuladores de colores.
  • Nos permite detectar posibles consecuencias de cambiar cualquier de los aspectos relacionados con nuestro negocio.
  • Es muy visual, ya que nos permite ver todos los aspectos importantes que configuran nuestro Canvas de modelo de negocio en su conjunto, con un sólo golpe de vista. Una vez terminado el análisis, es recomendable que dejemos expuesto el lienzo para que los miembros tengan una visión global más clara de la empresa con un vistazo y puedan revisarlo de manera periódica.
model canvas

¿Cómo crear un modelo Canvas?

El modelo Canvas muestra de forma lógica la interconexión que existe entre los nueve aspectos básicos de cualquier modelo de negocio. La parte derecha es la que hace referencia a los aspectos externos de la empresa, el entorno y el mercado, como las actividades y recursos clave, las colaboraciones y la estructura de costes. Mientras que la parte derecha está formada por los siguientes bloques: propuesta de valor, segmento de mercado, canales, relación con clientes y fuentes de ingresos.

A partir del análisis de todos estos apartados es cómo se construye el denominado  lienzo Canvas, que es la representación gráfica de estos nueve bloques con una estructura dinámica, es decir, que irá avanzando conforme la estrategia competitiva de la entidad vaya variando como resultado de las circunstancias del mercado.

1. Segmento de clientes

Identificar las necesidades del mercado, poniendo siempre el foco en el cliente y orientando el producto a sus deseos y necesidades. Para ello, es necesario que nos pongamos en su lugar, con el fin de analizar qué es lo que piensa, ve, siente y escucha, así como cuáles son sus problemas y las ventajas que puede proporcionarle nuestros productos y servicios. Las dos preguntas que debemos hacernos son:

  • ¿Para quién estamos creando valor?
  • ¿Quiénes son nuestros clientes más importantes?

2. Propuesta de valor

Es el eje fundamental de cualquier modelo de negocio. Y es que es el motivo por el que los clientes eligen nuestra marca por encima de nuestros competidores. Aquello que hace distinto a nuestro producto o servicio. Hay muchos aspectos en los que podemos innovar en este sentido: colaboraciones empresariales, modelo de ingresos, procedimientos de producción, marca, entrega del producto o servicio, etc. En este caso, las preguntas a las que debemos responder son las siguientes.

  • ¿Qué valor estamos aportando a nuestros clientes?
  • ¿Qué problema solucionamos?
  • ¿Cuál es la necesidad que cubrimos?
  • ¿Qué tipo de producto o servicio ofrecemos?

3. Actividades clave

Para poner en marcha nuestra propuesta de valor es necesario realizar determinadas actividades para preparar el producto antes de que llegue al mercado, es decir, debemos pensar lo que haremos en nuestra vida cotidiana. Debemos preguntarnos cuál es la actividad básica que necesitamos para el desarrollo de nuestra propuesta, cuáles son nuestros canales y cuáles son nuestras fuentes de ingresos.

4. Canales

Una vez que tenemos claros cuáles son nuestros clientes y cuál es el valor añadido que vamos a ofrecerles, tenemos encontrar la manera de llegar hasta ellos. Ten en cuenta que deben conocernos para poder comprarnos. Debemos averiguar cuáles son los canales que tenemos a nuestra disposición, cuáles son más eficaces para nuestro proyecto y cuáles ofrecen un mayor retorno de la inversión.

5. Flujo de ingresos

Para que un negocio sea rentable y podamos garantizar su supervivencia a lo largo del tiempo, debemos encontrar la manera de monetizarlo, es decir, las fuentes de las que procederá nuestra facturación, cómo pagarán los clientes y qué es por lo que estarán dispuestos a pagar.

6. Aliados clave

Para poner en marcha nuestro negocio, necesitamos tener aliados o colaboradores, que pueden ser los socios y/o los proveedores. Una buena red de colaboradores puede resultarnos de gran utilidad para llegar más rápido al cliente aprovechando su experiencia y reputación. Por su parte, los proveedores pueden proporcionarnos los recursos clave para poder ofrecer los productos o servicios finales.

7. Relación con los clientes

Una de las cosas más importantes de cualquier negocio es la comunicación con el cliente. Es muy importante que aprendamos a comunicarnos con ellos correctamente y que les demos un trato adecuado. Recuerda que son el activo más valioso de tu negocio, por lo que definir nuestra relación con ellos y saber bien qué es lo que esperan resulta de vital importancia para que nuestra empresa tenga éxito.

8. Recursos clave

Saber cuáles son los recursos con los que contamos y con los que debemos contar para el desarrollo de nuestra actividad es fundamental para fijar el plan de negocio. Es necesario que seamos prudentes a la hora de valorar nuestros recursos y que reflexionemos sobre la manera de sacarles el máximo partido, es decir, intentar conseguir el mayor beneficio posible con la mínima inversión.

9. Estructura de costes

Es evidente que toda esta infraestructura tiene unos gastos que debemos pagar y optimizar. Tenemos que definir cuáles son las prioridades de nuestro negocio y distinguir los costes imprescindibles de aquellos que no lo son. Tener muy clara cuál es la estructura de nuestro proyecto nos será muy útil para evitar desviarnos de los presupuestos que nos habíamos marcado y conseguir que nuestro negocio no tenga problemas de financiación. Así pues, debemos definir cuáles son los gastos más importantes y qué actividades y recursos clave son los más costosos.